Deportes

El bajo precio de la fidelidad en Regional Preferente

El coste medio de un carnet en Preferente asciende a los 35 euros. Brenes y Triana regalarán el abono a sus aficionados en paro.

el 30 jul 2013 / 14:45 h.

En un país roto por el desempleo, el fútbol es una vía de escape con la que mitigar la desesperanza de la población. Los clubes profesionales han adaptado los precios de sus carnets de abonados a las nóminas de sus aficionados y el fútbol modesto trata de sobrevivir en la selva con precios competitivos. La Regional Preferente es la máxima competición provincial, un reclamo para algunas localidades en las que el cine o el centro comercial forman parte del imaginario colectivo. El Correo de Andalucía ha recopilado las tarifas que aplican las entidades en su lucha por captar adeptos para su fiesta quincenal. De los 20 clubes del torneo, el único que aún no ha establecido los precios es la UD Marinaleda, en pleno proceso de reinvención. El carnet más barato es el del Ciudad Jardín, que se muda a La Ranilla y pedirá a sus hinchas 15 euros anuales por presenciar en vivo y en directo las andanzas del once blanquiazul. La directiva que preside Carlos Carballo ha decidido, además, que los pensionistas y los desempleados acudan gratis a cada partido presentando la documentación correspondiente en taquilla. El coste medio de la categoría es de 35 euros, cifra que rebajan la mayoría de los clubes de la capital y Brenes (30), Mosqueo (30) y Rinconada (20). Los conjuntos más alejados de la capital aplican los precios más caros. La UD Morón, pese a su ascenso a Preferente, ha optado por ajustar las tarifas a la crisis. 50 euros pagará un adulto que quiera jalear al cuadro aruncitano en su retorno a la élite provincial. Todos los clubes, excepto el Rinconada y el Pedrera, han lanzado descuentos especiales para pensionistas y señoras, un sector de la sociedad que se ha incorporado activamente en los últimos años a la rutina del deporte rey en su escala más modesta. La mayoría de los clubes han lanzado spots para incentivar de alguna forma la captación, aunque otras entidades, como el Dos Hermanas, han recurrido a tarifas especiales para determinados sectores de la sociedad. Un adulto de entre 18 y 65 años -salvo que antes adquiera el rango de pensionista- podrá presenciar en directo los 150 partidos del primer equipo y la cantera nazarena por 50 euros. 0,33 céntimos por choque, el valor de una pieza de pan en el mercado convencional. Los niños son el granero que nutrirán a las aficiones del futuro. Los clubes son sensibles con un área de la población que depende de forma directa de la economía de los padres. Los precios para los menores de 14 años oscilan entre los 20 euros del Morón y los 5 euros del Brenes, aunque otros, como Dos Hermanas, Ciudad Jardín o Cerro, prefieren poblar los graderíos de chavalería y talentos del mañana para su primer equipo.

  • 1