Deportes

El balón parado, todo un ‘fichaje’ para el Sevilla

Seis de sus quince goles entre Liga y Copa del Rey nacieron en acciones de este tipo.

el 02 nov 2012 / 22:45 h.

Fazio celebra su gol al Espanyol.

Ya lo dijo Míchel en más de una ocasión: lo importante es ganar mientras el equipo alcanza el nivel de juego y la regularidad que él quiere ver sobre el césped. Por eso, y dados los altibajos de rendimiento que acusa el Sevilla, tan capaz de tutear al Real Madrid -al que ganó- y al Barcelona -al que estuvo a punto de ganar- como de decepcionar ante rivales que aspiran a mantener la categoría, las jugadas a balón parado están cobrando una enorme importancia. Tal es así que casi la mitad de los goles marcados en estos diez primeros partidos oficiales (nueve de Liga y uno de Copa) han tenido ese origen.

"Es un aspecto que estamos trabajando mucho y que miramos mucho en los rivales. Las jugadas de estrategia, a balón parado, pueden definir los partidos. Se nos están dando bien y esperemos seguir así", explica, por ejemplo, Federico Fazio, uno de los futbolistas que han sacado mayor rendimiento a este tipo de acciones. Pero no es el único.

El primer gol del Sevilla en la presente campaña fue obra de Negredo, al Getafe. Lo consiguió desde los once metros tras una pena máxima cometida sobre Jesús Navas. Era el segundo del equipo de Míchel y terminó dando la victoria (2-1) a éste.El segundo tanto del Sevilla nacido a balón parado tuvo como destinatario al Real Madrid. Trochowski remató sin oposición un saque de esquina servido por Rakitic. El remate del alemán fue clave, ya que gracias a él los nervionenses tumbaron al vigente campeón de Liga, tras dos visitas consecutivas al Sánchez-Pizjuán ganando por goleada.

Cuatro jornadas más tarde, tras enfrentarse con el Deportivo, Barcelona y Celta, el Sevilla volvió a sacar petróleo de una acción a balón parado. Esta vez el autor del gol fue Cicinho, quien, ante el Mallorca, enganchó la pelota que toca un defensor tras un saque de esquina. Otro gol valioso y que daba el triunfo al conjunto nervionense.

Esas tres victorias en Liga se cimentaron en acciones a balón parado y han tenido continuidad ahora en la Copa del Rey. De hecho, los tres goles que el Sevilla marcó al Espanyol el pasado miércoles fueron así. El primero, obra de Fazio tras cabecear un córner sacado por Rakitic; el segundo, un remate de Juan Cala tras botar un nuevo saque de esquina, esta vez a cargo de Campaña; y el tercero, con Negredo como protagonista al transformar una pena máxima.

MÍCHEL LO VE COMO UNA AYUDA. "Marcamos a balón parado y eso es bueno. Hay repertorio y acierto, pero donde más goles hacemos es en jugada elaborada. Hay muchos equipos que superan nuestro porcentaje de goles a balón parado, pero hoy nos ha ayudado y también vale", comentaba Míchel al respecto tras el partido contra el Espanyol.

Casi la mitad de los tantos anotados por el Sevilla en lo que va de temporada nacieron con el balón detenido.

GOLES REPARTIDOS. Negredo, gracias a sus siete dianas (seis en Liga y una en el torneo del KO), es con diferencia el máximo realizador del equipo. Es, además, el único delantero nato que alinea Míchel normalmente y también el único que ha visto puerta, ya que Babá, con pocos minutos y un flojo rendimiento por ahora, no se ha estrenado.

Trochowski y Fazio, lesionado de gravedad el primero y suplente habitual el segundo, se sitúan tras Negredo en la lista de máximos realizadores en este primer tramo de temporada.

La aportación goleadora de los centrocampistas y de los zagueros guarda esa misma relación: cuatro tantos marcados por defensas (dos Fazio, uno Cicinho y uno Cala) y otros cuatro anotados por integrantes de la línea medular (Rakitic, Gary Medel y los dos de Trochowski).

  • 1