Deportes

El balón se convierte en el actor principal

Un nuevo Betis se está gestando. Los resultados deben ir llegando para consolidar una apuesta futbolística que tiene como principal referente el balón. Los de Francisco Chaparro van y van en ataque, con llegadas continuas. Una apuesta también arriesgada.

el 15 sep 2009 / 17:17 h.

Un nuevo Betis se está gestando. Los resultados deben ir llegando para consolidar una apuesta futbolística que tiene como principal referente el balón. Los de Francisco Chaparro van y van en ataque, con llegadas continuas. Una apuesta también arriesgada.

Ya lo advirtió el pasado lunes el propio Francisco Chaparro. La llegada de los nuevos fichajes ha propiciado que el Betis esté construyendo una filosofía de juego basada en el ataque y con el balón como actor principal. El conjunto verdiblanco apuesta por la valentía de ir a por el equipo contrario amparado en la llegada de Emana, la velocidad de Mark González, los regates de Capi, la visión de Sergio García, el remate de Edu, la profundidad de Nelson o el trabajo de Pavone. Y los números empiezan a demostrar que el Betis juega de otra forma, más en oleadas que en esperar al contrario para salir al contragolpe.

Por ejemplo, llama la atención que el Betis sea el primer equipo de la Liga en pases en profundidad. Líder en una clasificación en la que se encuentra en segundo lugar el Barcelona y en tercero el Real Madrid, con el Valencia como cuarto colocado. Un detalle que muestra a las claras la apuesta en ataque que está formulando Chaparro y su cuerpo técnico.

Además, jugar en muchas ocasiones hacia adelante implica riesgo, como demuestra el hecho de que 45 de los 88 pases en profundidad que da el equipo verdiblanco acaben en las piernas de los contrarios, en saque de esquina o fuera. Quiere decir esto también que el Betis ralentiza poco el juego y que no practica mucho el pase en horizontal. De hecho, sólo se controló más el juego en este aspecto cuando Arzu ocupó plaza en el centro del campo en el tramo final del encuentro ante el Mallorca. El nazareno, con sangre de centrocampista en sus venas, administró muy bien el balón y sí distribuyó más en horizontal.

Como no podía ser de otra forma, la avalancha del juego del Betis se refleja en el hecho de que es el segundo de la Liga que más jugadas hace en ataque. Los de Chaparro han realizado 847 jugadas en ataque y sólo son superados en esta faceta por el Getafe, que tiene un total de 869.

Curiosamente, el hecho de ser ambicioso en ataque no desmerece el papel del conjunto heliopolitano en cuanto a la recuperación del esférico. De hecho, el Betis es el equipo de la Liga que más robos de balón atesora. Sin duda, en este apartado es esencial la aportación de un jugador como Aurelio, que se ha convertido en un futbolista clave en los esquemas del conjunto bético. Aurelio es el tercer jugador que más balones recupera de la plantilla, con un total de 42, siendo también llamativo quién es el segundo en la lista, nada más y nada menos que Capi, con 43. El camero, a pesar de que son muchas las voces que tiene en su contra, está haciendo una gran temporada también en la labor defensiva. El jugador del Betis que más balones recupera es Juanito, con un total de 56.

Por último, señalar que ser tan ofensivo implica riesgos, pues también es el Betis el equipo que pierde más balones de la Liga, con 563. El futbolista que más balones pierde de la plantilla es Sergio García (56). El delantero catalán asume el riesgo como algo fundamental de su juego.

  • 1