martes, 17 septiembre 2019
17:04
, última actualización
Deportes

80-69: Exhibición de un Baloncesto Sevilla lanzado

El equipo sevillano sale provisionalmente de puestos de descenso con su tercer triunfo seguido con Casimiro

el 14 feb 2015 / 23:04 h.

SEVILLA - BILBAO Baloncesto Sevilla ha girado radicalmente. De un equipo cabizbajo y encorsetado, sin fe en sí mismo, ha pasado a ser un huracán en la pista, capaz de llevarse por delante a cualquiera, aunque sea el tercero de la Liga, un Bilbao Basket que siempre fue a remolque de la propuesta del equipo de Luis Casimiro, que sumó para la causa a Kirk Penney, de transformación no menos extraordinaria en pocos días. Llegó al último cuarto infalible en el tiro, cuando venía de ser infalible pero en el error. Sus 15 puntos lo elevaron como máximo anotador del equipo igualado con Radicevic, excelso todo el choque salvo en los tres últimos minutos, cuando con el partido casi a resguardo, le faltó el temple de la madurez que debe ganar y le sobró el ímpetu de su juventud. Aún así, fue el mejor en un choque donde la exigencia, como cabía esperar, era máxima. El sexto triunfo de la temporada coloca al equipo verdirrojo provisionalmente fuera del descenso, a la espera de los partidos de este domingo, y cuando la ACB para el próximo fin de semana por la Copa del Rey. Es obvio que el cese de Scott Roth ha sido una liberación para esta plantilla, que ni siquiera echa de menos al ala-pívot que está por llegar. A la segunda mejor defensa del campeonato, Baloncesto Sevilla le endosó 30 puntos en un solo cuarto, el segundo, cuando cobró una ventaja (47-37) no sólo argumentada en sus excelentes porcentajes de tiro, en los que colaboró una estupenda dirección de Radicevic para mover una fluida maquinaria colectiva, sino, sobre todo, a la defensa, muy intensa como era imprescindible ante tamaño rival, por dentro, donde estaba uno de los jugadores que más daño hacen de la Liga, el joven Marko Todorovic, como por fuera. En el 2 de 13 en triples que firmaba Bilbao al intermedio mucho tuvo que ver el equipo local y su afán por marcar territorio desde la defensa precisamente a un equipo experto en esas lides. La segunda mitad se convirtió en todo un test de autoconfianza. Porque si en los primeros minutos del tercer cuarto Baloncesto Sevilla se disparaba hasta los 14 puntos de ventaja (51-37), Bilbao lograba igualar el partido en la segunda parte del cuarto, anotando tres triples casi consecutivos aderezados con un alley oop del excajista Latavious Williams (60-59). Pero este Baloncesto Sevilla no tiene ya la mentalidad de un equipo en descenso, ni el miedo, es más salió a la pista en cuarto definitivo a morder, comandados por Radicevic y con Penney y Porzingis de ejecutores. Volvió a defender duro y recuperó rápidamente la ventaja (72-61). Y entonces Sito Alonso optó por una estrategia extraña. En el tiempo muerto explicó a sus chicos que iban a jugar con cuatro pequeños y Hervelle de cinco, porque a Sevilla en la Eurocup le habían hecho daño así. Pero quitó de la pista a todos sus titulares y claro, a los locales les vino mejor no tener enfrente a Marko Todorovic, Mumbrú, Colom, Bertans, Latavius Williams, ni siquiera Raúl López. Vivió sin agobios Baloncesto Sevilla hasta el final y remató con un triple de Byars un partido excepcional. Ficha técnica: 80 - CB Sevilla (17+30+16+17): Woodside (-), Byars (11), Berni Rodríguez (11), Pierre Oriola (3), Balvin (-) -cinco inicial-, Alex Urtansun (3), Radicevic (15), Porzingis (9), Penney () y Hernangómez (13). 69 - Bilbao Basket (17+20+22+10): Joaquín Colom (8), Bertans (8), Álex Mumbrú (16), Marko Todorovic (11), Wragge (2) -cinco inicial-, Borg (2), Hervelle (7), Dejan Todorovic (3), Williams (10), Raúl López (2) y Andusic (-). Árbitros: Daniel Hierrezuelo, Juan de Dios Oyon y Víctor Mas. Sin eliminados por cinco faltas personales. Incidencias: Partido de la vigésimo primera jornada de la Liga Endesa disputado en el Palacio de los Deportes San Pablo ante unos 3.500 espectadores.

  • 1