sábado, 17 noviembre 2018
08:25
, última actualización
Deportes

El Banca Cívica ofrece una derrota ignominiosa antes de la Copa

El Banca Cívica ofreció ayer a su parroquia, mucho más numerosa que de costumbre, la peor de sus versiones posible, rayando en el ridículo para encajar una derrota ignominiosa (63-98). 

el 12 feb 2012 / 20:38 h.

El pívot checo del Cajasol Ondrej Balvin (detrás) lucha por un balón con el escolta lituano del Real Madrid Martynas Pocius.

El Banca Cívica ofreció ayer a su parroquia, mucho más numerosa que de costumbre, la peor de sus versiones posible, rayando en el ridículo para encajar una derrota que sólo puede ser calificada de ignominiosa, por más que enfrente estuviera el ogro Real Madrid y por más que le faltara al cuadro local su pilar, Paul Davis. 

Una debacle en toda regla que cualquiera que se hubiera sumado por vez primera a esa afición cajista pensaría que fue casi intencionada, como si Joan Plaza hubiese dictado a sus pupilos que se olvidasen por completo del encuentro y se reservaran para la inminente cita copera con el propósito de llegar al duelo regional de cuartos frente a Unicaja con las fuerzas intactas y, de paso, desconcertar al rival de ayer con vistas a una hipotética semifinal.

No se entiende, en cualquier caso, el espectáculo que regalaron los locales al público, registrando unos porcentajes de tiro absolutamente indecentes y, lo que es peor, facilitando que los de los blancos se aproximasen a la perfección: 63% en tiros de dos y 50% en triples. No es de extrañar, pues, que la valoración global de los hombres de Laso se fuera hasta los ¡133 puntos!, frente a los pobres 44 del Banca Cívica.

Describir el desarrollo del encuentro resulta casi innecesario, pues el pulso duró lo que dura un cuarto (11-15), y eso sólo porque el Real Madrid aún no se había desperezado. Para entonces los locales ya firmaban unas estadísticas denigrantes, impropias de un equipo ACB: 3/15 en tiros de dos, 0/6 en triples... sólo el rebote ofensivo (nueve ya en los primeros diez minutos) permitía a los de Plaza estar en el partido.

Pero fue una ilusión. Bastó con que Laso diera entrada a sus piezas de banquillo, con Carroll y Velickovic al frente de las operaciones, para que el Madrid doblara al Banca Cívica (16-32). Dos triples, por fin, de Calloway estrecharon el agujero al descanso (26-39), pero lo peor del cuadro local estaba aún por ver... Y es que el tercer acto fue el culmen del despropósito: nulidad en defensa y cada cual que haga lo que se le ocurra en ataque.

El resultado de esta táctica, un parcial 12-32 -sí, 32 puntos de la tropa guiada lúcidamente por Llull, cuando los locales sumaban 38 en 30 minutos- que agrandaba más y más el oprobio cajista. El premio a tan descorazonadora exhibición, más allá de que a la Copa se llegue con mucha, poca o ninguna moral, es salir de los puestos de play-off por primera vez desde la jornada 1.

Ficha técnica:

63.- Banca Cívica (11+15+12+25): Calloway (16), Jasen (2), Sastre (3), Bogdanovic (8), Triguero (5) -cinco inicial-, Tepic (7), Ondrej Balvin (-), Satoransky (3), Urtasun (7), Izquierdo (-), English (5) y Guille Rubio (7).

98 - Real Madrid (15+24+32+27): Sergio Llull (7), Carlos Suárez (14), Kyle Singler (10), Mirotic (11), Mirza Begic (6) -cinco inicial-, Jorge Sanz (3), Pocius (8), Felipe Reyes (12), Sergio Rodríguez (2), Velickovic (11) y Carroll (14).

Árbitros: Hierrezuelo, Bultó y Sánchez Monserrat. Sin eliminados.

Incidencias: Partido disputado en el Palacio de los Deportes San Pablo, que se llenó con cerca de 7.500 espectadores.

  • 1