lunes, 10 diciembre 2018
21:46
, última actualización
Deportes

El Banca Cívica quiere pintar de rosa a su bestia blanca

El equipo de Plaza necesita romper en San Pablo la racha de cuatro derrotas ante el Real Madrid para forzar el tercer partido de la serie de cuartos.

el 19 may 2012 / 20:34 h.

TAGS:

Ambiente de fin de curso. El Banca Cívica se presenta en casa con un notable alto en las notas. Tiene delante un examen que le puede llevar a otro para ganarse el sobresaliente, con el que cerrar, muy probablemente, un ciclo muy exitoso bajo la dirección técnica de Joan Plaza. Pase lo que pase hoy San Pablo despedirá a su equipo con una ovación merecida, no sólo por haber alcanzado los dos objetivos principales de la temporada, la Copa del Rey, donde fue semifinalista, y los play off, sino también por su forma de alcanzarlos, como un equipo sólido, bien armado, competitivo, que nunca baja los brazos, un equipo con orgullo que esta tarde entrará a cuchillo para quitarse la única espina que tiene clavada en esta temporada: no ha logrado ganar al Real Madrid.

Son cuatro derrotas en los cuatro duelos, los dos de liga regular, el de las semis de Copa y el del pasado viernes en el primer partido de estos cuartos de final. Después de la soberana paliza que recibió en San Pablo en Liga (63-98), en Barcelona ya estuvo un poco más cerca del Real Madrid, aunque sin opciones reales de ganar: dos cuartos donde fue ampliamente superado (27-14 y 30-16, primero y tercero) y otros dos donde fue mejor (19-30 y 16-24, segundo y cuarto), pero insuficiente en el global (92-84). El viernes, en el Palacio de los Deportes de Madrid, el enfrentamiento ya estuvo dentro de los esquemas más beneficiosos para los sevillanos, con un baloncesto más controlado, reduciendo al máximo las pérdidas, apurando los ataques y con una defensa colectiva plena de intensidad y concentración. Además, necesitó estar muy acertado en los tiros, porque ante un equipo como el Real Madrid, con semejante potencial ofensivo, es fácil que te anoten bastante incluso defendiendo muy bien. Aun así, para poder tener hoy éxito el Banca Cívica necesita mantener durante más minutos esa defensa extraordinaria, para proponer un partido por debajo de 80 puntos en los que el equipo sevillano se juegue sus bazas al final.Así fue el partido del viernes hasta ese 14-0 de parcial a partir del minuto 34. Se ofuscó en ataque de forma extrema a partir de dos faltas, una técnica a Jasen tras una falta que no fue, y otra a Davis (antideportiva), merecida. En partidos de este fuste y ante semejante rival hay que sobrevolar también estas situaciones. El equipo de Plaza sujetó bien el ataque perimetral del Madrid, hasta el punto de dejar a Jaycee Carroll en tres puntos, y en cambio, se vio superado tanto en la posición de cuatro, con Reyes y Velickovic, como por Begic en el centro, salvo en los minutos que estuvo en pista Paul Davis.Es de esperar que el pívot estadounidense pueda estar hoy algunos minutos más en pista. En Madrid aguantó 12 minutos a un nivel aceptable y su sola presencia marca a su equipo y al rival. Con él al cien por cien esta eliminatoria tendría mucha más historia. El enorme partido de Urtasun en su debut en play off hizo también echar de menos a otros jugadores on fire, y en esta finalísima será necesario que los Calloway, Bogdanovic, Jasen, English, Tepic... asuman protagonismo también en ataque.

Es un día especial, es un día de play off. Hubo un presidente que hace unos años dijo que este club estaba hecho para estar, al menos, en circunstancias como las de hoy, como las de la Copa, que sólo sobreviviría en el notable para alcanzar alguna vez el sobresaliente. Y en estos tiempos de fusiones bancarias y crisis, este escaparate es más vital que nunca para cuando algunos señores se sienten en un despacho y decidan sobre el futuro de una historia de 25 años, valoren días como este día.

  • 1