Economía

El Banco de España nacionaliza la CAM, echa a la cúpula y la venderá

El supervisor inyectará 2.800 millones y dará 3.000 millones en créditos para reflotar la entidad valenciana y subastarla.

el 22 jul 2011 / 17:31 h.

Sede central de la intervenenida Caja del Mediterráneo, en Alicante

El Banco de España ha nacionalizado la Caja de Ahorros del Mediterráneo (CAM) para capitalizarla y ha sustituido a sus administradores a solicitud del consejo de administración, anunció ayer el órgano regulador tan sólo unos minutos de que cerraran las bolsas. Es la tercera intervención de una caja de ahorros en la actual crisis económica, después de las acometidas con Caja Castilla-La Mancha y Cajasur.

Se iniciará ahora un proceso competitivo (subasta) para posibilitar la enajenación de la CAM y a partir de hoy mismo será administrada por el Fondo de Reestructuración Ordenada Bancaria (FROB), es decir, el fondo de rescate bancario.

El FROB ha acordado inyectar 2.800 millones de euros mediante la suscripción de acciones y otorgar una línea de crédito por 3.000 millones con disponibilidad inmediata al grupo para asegurar su liquidez.

En una nota, la institución aseguró que "los depositantes y los acreedores" de la entidad financiera valenciana pueden estar absolutamente tranquilos, pues las medidas adoptadas "garantizan" que pueda seguir operando con normalidad.

Después haber evaluado la situación financiera y patrimonial de la CAM y constatar que su plan de recapitalización no era el adecuado para la viabilidad, el Banco de España envió el jueves un escrito otorgando 10 días naturales para presentar una solución definitiva a su complicada situación. Sin embargo, el consejo de la CAM manifestó ayer al instituto la imposibilidad de encontrar de inmediato una solución viable para su negocio financiero y, de hecho, solicitó la sustitución de sus administradores por otros designados por el FROB. Se intentó una vía de escape, una fusión con la saneada Ibercaja, pero las negociaciones no prosperaron ante el agujero que arrastra la entidad valenciana.

De esta manera, el FROB procederá a ampliar el capital de la caja y dará plena seguridad a sus depositantes y acreedores, reiteró el regulador que dirige Miguel Ángel Fernández Ordóñez.

CAM fue una de las entidades financieras españolas que, incluso teniendo en cuenta la inyección de capital comprometida por el FROB, quedó por debajo del umbral del 5% fijado como referencia en las pruebas de resistencia europea (los test de estrés, que calibran la solvencia de las entidades financieras ante situaciones de gravedad económica).

En ese examen, la caja de ahorros con sede social en Alicante obtuvo la peor nota de todas las entidades españolas, un 3 frente al mínimo de 5 para aprobar (esta nota se refiere al capital más puro y sin ataduras de ninguna clase). Necesitaba al menos 947 millones de euros para alcanzar el mínimo exigido, y ello pese a ser la única caja española que emitía cuotas participativas -una especie de acciones que cotizan y se retribuyen vía dividendo, pero no tienen derechos políticos-.

No en vano, ayer el consejo de administración decidió amortizar las cuotas participativas y devolver a los cuotapartícipes (los inversores) el valor que los títulos tienen en la actualidad en el mercado. Y esto llevará a no pocos a asumir pérdidas. En efecto, para quienes compraran las cuotas en el momento de la salida a bolsa, recibirán un 18,5% menos, puesto que el precio de colocación fue de 5,85 euros por título, mientras que ayer era de 4,77.

Y exigente...El supervisor precisó que esas pruebas de esfuerzo son un instrumento importante a disposición de los inversores, aunque no son el único elemento para evaluar la solvencia y viabilidad de las entidades.

Así, la CAM formaba parte inicialmente de la fusión fría (o Sistema Institucional de Protección, SIP) de Banco Base, junto a Cajastur, Caja Extremadura y Caja Cantabria, pero las asambleas de estas tres cajas rechazaron finalmente integrarse con la alicantina, que, a pesar de su delicada situación, exigía más poder dentro del grupo."La CAM debió afrontar en solitario su proceso de recapitalización", rememora el Banco de España, por lo que el día 28 de abril acordó solicitar 2.800 millones de euros al FROB para elevar su capital principal.

Si se siguen los mismos plazos que en el caso de la intervención de Cajasur, la CAM podría ser subastada a la vuelta del verano. La entidad cordobesa fue intervenida en mayo de 2010 y ya en julio, transcurridos dos meses, fue adjudicada a la caja vasca BBK, que la convirtió en un banco aunque manteniendo su presupuesto de Obra Social.

La propia entidad valenciana quiso lanzar un mensaje de tranquilidad a la clientela. Así, continuará, apuntó, "trabajando con normalidad y con la garantía adicional" que, a partir de ahora, va a aportar el FROB. El desarrollo de la actividad financiera seguirá intacto, así como el servicio a sus más de 3,3 millones de clientes.

 

Salgado destaca la firmeza del Gobierno y el regulador

La vicepresidenta económica del Gobierno, Elena Salgado, aseguró ayer que los clientes de la CAM “pueden estar absolutamente tranquilos” porque la entidad seguirá desarrollando su actividad con normalidad tras ser intervenida por el Banco de España. Salgado, en declaraciones a RNE, explicó que la intervención sobre la CAM se ha producido “a petición de ella y cuando la ha solicitado” la propia entidad. Consideró, además, que tal decisión “caerá bien en los mercados” e insistió en que la entrada del regulador en la caja “garantiza todas las actuaciones que estaba realizando la CAM y que seguirá desarrollando con normalidad”.

La vicepresidenta dijo, asimismo, que esta medida revela “la absoluta determinación, supervisión y decisión” del Gobierno y del Banco de España de reforzar la solvencia del sistema financiero español y garantizar que el crédito fluya hacia las empresas y los ciudadanos. La Comisión Europea, por su parte, anunció ayer que examinará “rápidamente” el plan de intervención de la caja alicantina. Bruselas concederá al Estado español una “autorización temporal” de entrada en la entidad, a la espera de que se presente un plan definitivo de reestructuración.  

 

Montoro obvia la tutela de la Generalitat en la entidad

El coordinador de Economía del Partido Popular, Cristóbal Montoro, dijo ayer que la intervención de la CAM es un “exponente más de la crisis económica en la que lamentablemente se encuentra instalado nuestro país”. En una nota, aseguró que “el PP quiere lanzar un mensaje de confianza a los depositantes e inversores de la caja”. Ésta se encuentra tutelada por la Generalitat valenciana, gobernada por el PP. Montoro cargó, sin embargo, contra el Gobierno español al señalar que la reestructuración de las cajas ha llegado “tarde y mal”. Por su parte, CCOO exigió ayer la depuración de responsabilidades en los gestores salientes de la entidad, al tiempo que pidió que se respete el empleo. 

  • 1