Economía

El Banco de España plantea desligar las hipotecas del Euríbor

El organismo supervisor propone un índice a 5 años para evitar la volatilidad de los mercados.

el 06 oct 2011 / 20:18 h.

El Banco de España ha planteado reemplazar el principal índice al que están referenciadas la mayoría de las hipotecas en España -más del 80% de los nuevos préstamos-, el Euríbor a 12 meses, por un nuevo indicador a cinco años, con el fin de reflejar el coste del dinero a "medio plazo" y evitar la volatilidad de los mercados.

Así consta en la modificación de la circular 8/1990 de 7 de septiembre sobre transparencia de las operaciones y protección de la clientela de la entidad presidida por Miguel Ángel Fernández Ordóñez, en la que se concreta que el nuevo índice para revisar las hipotecas sería el tipo de permuta de intereses a cinco años (IRS, Interest Rate Swaps por sus siglas en inglés), que no tiene en cuenta la prima de riesgo.

El Banco de España quiere de esta forma, según reza en la propia circular, reducir la "dependencia" del sistema financiero respecto a los tipos de interés interbancarios -la tasa a la que se prestan dinero los bancos entre sí- a un año, es decir, el Euríbor.

Además, esgrime que tiene la intención de "facilitar" a las entidades financieras un alargamiento de hasta cinco años de los periodos de fijación del tipo a practicar en los préstamos hipotecarios.

Para el organismo supervisor, que considera que este nuevo índice aportaría "valor" al mercado, justifica su decisión en que el "tiempo transcurrido" y el "nuevo entorno" económico derivado del proceso de reestructuración bancario recomienda adoptar una nueva referencia.

En concreto, aduce que los cambios en el sistema financiero "han privado de representatividad" tres de los seis tipos vinculados en exclusiva a las cajas de ahorros, lo que aconseja a suprimir su carácter oficial para nuevos préstamos.

El Euríbor cerró enero en el 1,55% y describe una tendencia alcista que le ha llevado a superar la barrera del 2% en abril y a marcar el nivel más alto del año en julio (2,183%). Desde entonces, ha bajado ligeramente en los meses de agosto (2,097%) y septiembre (2,067%), si bien siempre se ha mantenido en referencias más altas que las que registraba en tasa interanual, lo que se traduce en una subida de la cuota de las hipotecas en el momento de la revisión.

El Euríbor es un indicador que está vinculado a los tipos de interés -precio del dinero- que establece en el caso de Europa el Banco Central Europeo (BCE), de manera que si la política monetaria de esta institución tendiese hacia la subida de los tipos -una cuestión que no se baraja para los próximos meses por la actual situación de crisis financiera- el Euríbor reaccionaría con alzas, encareciendo la cuota del préstamo y ahogando más a las familias españolas.

El índice cerró ayer su sesión diaria en una tasa del 2,083%, casi seis décimas más que en octubre de 2010. A este dato hay que sumar el diferencial que cada contrato incluya y que da como resultado el tipo de interés al que se paga el préstamo.

Con el estallido de la crisis financiera, a finales de 2007, los bancos desconfiaban unos de otros y elevaron el precio que cobraban por prestar a sus colegas. La tensión de liquidez llegó a su punto álgido en febrero de 2008, cuando el Euríbor a 12 meses superó el 5,5%. Entonces, el BCE reaccionó inyectando liquidez.

  • 1