miércoles, 12 diciembre 2018
10:57
, última actualización
Local

'El barbero de Sevilla': Aristócrata por un día

Lugar: Palacio de los Marqueses de La Algaba del 6 de junio al 29 de julio Compañía: Producciones Imperdibles Autor: Beaumarchais Dirección: José María Roca Interpretación: Álex Peña, Eva Gallego, Joserra Muñoz Leza, José Manuel Poga y Javier Castro Iluminación y sonido: Sergio Collantes. Clasificación: ***

el 08 jun 2012 / 12:04 h.

TAGS:

-->--> -->

Desde que en 1997 los Reales Alcázares se prestaran a la aventura de alojar al teatro en sus jardines, Producciones Imperdibles nos ofrece todos los veranos el ciclo Personajes y mitos históricos de Sevilla. Así, cada año podemos calmar los sofocos de la canícula sevillana disfrutando de un espectáculo al aire libre en un espacio emblemático. Este año el lugar elegido es el patio central del Palacio de los Marqueses de La Algaba, un magnifico ejemplo de arquitectura mudéjar donde los espectadores pueden llegar a sentirse como aquellos aristócratas del siglo XVIII que contribuyeron a la recuperación del teatro, perdido durante el medievo, organizando en los patios y salones de sus palacios sesiones privadas de obras clásicas.

Por todo ello se ha elegido para la ocasión la recuperación de un texto que ha pasado a la historia por su versión operística ya que, como pieza teatral, no pasa de ser una comedia de enredos propia de la época. En ese sentido se echa de menos una labor de adaptación que actualice el humor y aligere ciertos parlamentos que restan tensión y comicidad al montaje. Quizás se deba a un excesivo respeto al texto original, una fidelidad que se vuelca también en la puesta en escena cuyo tratamiento adolece de un clasicismo que se regodea en lo evidente, aunque gracias al diseño de iluminación, a los efectos audiovisuales que marcan el sello de la compañía y a la ruptura de la cuarta pared que exige la participación directa del público, el espectáculo adquiere un cierto cariz contemporáneo que se refrenda por la fluidez del ritmo y, sobre todo, por el trabajo actoral, que resulta absolutamente encomiable. Y es que, a pesar de que el texto gire en torno a unos golpes de humor un tanto anacrónicos, José María Roca cuenta con un reparto soberbio al que, con la intención de ser fiel al teatro dieciochesco, ha conducido hacia una forma de interpretación a caballo entre el registro de la comedia del arte y el naturalismo. Álex Peña borda su papel de Fígaro perfilando un barbero tan pícaro como desenfadado; Eva Gallego se ciñe a lo cánones de la Comedia del Arte para dibujar una enamorada repleta de frescura; Javier Castro afronta con soltura pasar del naturalismo del personaje del Autor a la forzada máscara del Bartolo; José Manuel Poga vence el reto que plantea el Conde Almaviva al desdoblarse en tres caracteres diferentes que él aborda con todo lujo de recursos, arrancando en más de una ocasión la risa del público. Aunque con quien más nos reímos es con Joserra Muñoz, quien nos regala una magistral actuación que derrocha comicidad además de sostener y elevar la tensión dramática de la obra.

  • 1