lunes, 22 abril 2019
14:00
, última actualización
Deportes

El Barcelona comienza el reto de la Euroliga ante el CSKA ruso

El Regal Barcelona comienza hoy en París su camino hacia el título de la 'Final Four'. Su primer rival será el CSKA ruso, que ya le apeó de la máxima competición el año anterior. 

el 06 may 2010 / 20:43 h.

El Barça comienza el reto ante el CSKA.

El CSKA de Moscú, protagonista en las tres últimas fases finales de la Euroliga que ha disputado el Regal Barcelona, volverá a poner a prueba esta tarde (18.00) las excelencias del cuadro barcelonista, un equipo que llega a la cita en su mejor momento, después de haber ganado todo los títulos que ha disputado hasta ahora. 

Los barcelonistas, ganadores esta temporada de la Copa del Rey, la Supercopa ACB, la Liga Catalana y dominadores indiscutibles en la primera fase de la Liga ACB, van ahora a por la Euroliga, una competición que sólo han conquistado una vez a pesar de haber dispuesto de hasta once ocasiones para ganarla.

El rival de semifinales, el CSKA de Moscú, también lo ha sido de las tres últimas grandes citas continentales para los azulgrana. Se midieron a ellos en las semifinales de la edición de 2003, disputada en Barcelona y que permitió a los locales levantar su único título hasta la fecha.

Pero también en las semifinales de la edición de 2006, disputada en Praga (84-75), y en la del año pasado en Berlín (78-82). En ambas ocasiones triunfaron los moscovitas.

Pero de un año a otro, mucho ha cambiado. El CSKA de Moscú ha perdido a su entrenador, el italiano Ettore Messina, que ahora dirige al Real Madrid, y a dos jugadores de primer nivel: el esloveno Erazem Lorbek y el estadounidense Terence Morris, que ahora forman parte ahora de la plantilla azulgrana, como también Ricky Rubio.

En París, el CSKA jugará su octava fase final consecutiva, después de haber ganado en 2006 y en 2008. A esos dos títulos, hay que añadir los conquistados en 1961, 1963, 1969 y 1971, cuando el conjunto ruso era un genuino exponente del sistema soviético, el equipo del ejército rojo ruso.

Para ganar, el Barça deberá controlar el ritmo del partido y vigilar a Ramunas Siskauskas, el alero lituano que dinamitó las opciones azulgrana el pasado año, y a Trajan Langdon, el otro gran anotador del equipo que dirige Evgeni Pashutin.

La otra semifinal mide al sorprendente Partizan de Belgrado con el todopoderoso Olympiacos griego. Los serbios vuelven a estar entre los cuatro mejores doce años después. Seis temporadas antes, el Partizan, liderado por Sasha Djordjevic, se alzó con su única Euroliga, merced a un triple encestado en el último suspiro de la final disputada ante el Joventut de Badalona.

El conjunto heleno, construido a base de talonario, tiene en el lituano Linas Kleiza a su hombre más peligroso, sin olvidar a Childress, Teodosic y un plantel temible.

  • 1