Local

El BCE compra deuda y aplaca las dudas de los mercados

Bruselas intenta tranquilizar y niega un eventual rescate de Portugal

el 10 ene 2011 / 19:52 h.

TAGS:

La vicepresidenta económica, Elena Salgado, ayer durante la entrevista con la SER.

Las crecientes dudas sobre si Portugal será el siguiente país de la Eurozona en ser rescatado, que cobraron fuerza el pasado fin de semana, llevaron ayer a la Comisión Europea a negar que Lisboa esté recibiendo presiones para que acepte ayuda del fondo de 750.000 millones creado en mayo por la UE y el Fondo Monetario Internacional (FMI), con el objetivo de hacer frente a su crisis de deuda y frenar el contagio a otros países como España.

"Se trata de rumores que no están basados en una realidad. Puedo confirmar que no hay conversaciones en este sentido ni está previsto que las haya", aseguró el portavoz de Asuntos Económicos, Amadeu Altafaj.

"No hay ninguna intención por parte de las autoridades portuguesas en este momento de hacer una petición en este sentido. No hay ningún tipo de conversaciones preparatorias. Niego los rumores que circulan. No estamos considerando iniciar las discusiones", insistió el portavoz. "Ni para Portugal, ni para otro Estado miembro", sentenció, al tiempo que descartó que el posible rescate se discuta durante la reunión de ministros de Economía de la Eurozona y de la UE que tendrá lugar el 17 y 18 de enero.

Y es que los rumores sobre Portugal no dejan impasible a España, que no consigue esquivar el punto de mira de los mercados. Así, el Íbex 35 se dejó un 1,29% al cierre de la sesión y se despidió de la cota de los 9.500 puntos (concluyó en 9.437,8 enteros), arrastrado por el recrudecimiento de la crisis de Portugal. No obstante, la posible compra de bonos por parte del Banco Central Europeo (BCE) -que no quiso confirmar, aunque los expertos dan por hecha- aminoró las pérdidas. El selectivo madrileño optó por creer los rumores acerca de la intervención del BCE en los mercados secundarios de los países periféricos y acompasó sus pérdidas a las del resto de plazas del Viejo Continente.

Los valores del sector bancario coparon los primeros puestos en el ranking de mayores pérdidas del Íbex. Bankinter se coronó farolillo rojo (-3,58%), seguido de Popular (-3,44%) y Santander (-2,68%). En el mercado continuo, Banesto cedió un 3,89%. Entre los pesos pesados del selectivo, los retrocesos de BBVA (-2,07%) e Iberdrola (-1,36%) también fueron superiores a los del índice, mientras que Telefónica (-0,84%) y Repsol (-0,78%) se comportaron mejor.

Un eventual rescate. De vuelta a Bruselas, el portavoz comunitario, al ser preguntado si un aumento por encima del 7% de los tipos de interés que debe pagar Portugal por emitir deuda en la subasta prevista para mañana no haría inevitable el rescate, se limitó a señalar que se trata de una "hipótesis" y que "corresponde al Gobierno portugués adoptar decisiones".

La prueba de fuego para el Tesoro español llegará un día después, cuando prevé colocar entre 2.000 y 3.000 millones en bonos a cinco años, en la primera subasta del año.La vicepresidenta económica, Elena Salgado, se mostró convencida de que Portugal "no tendrá que acudir a ningún plan de rescate" porque está cumpliendo sus compromisos.

"Desde España y desde el Gobierno estamos en la confianza de que ese cumplimiento de los compromisos será reconocido y Portugal no necesitará ninguna ayuda externa", dijo a la cadena SER.

  • 1