Economía

El BCE da barra libre y rebaja los tipos pero defrauda con la deuda

Draghi deja en el 1% el precio del dinero y ofrece liquidez a la banca pero no comprará más bonos.

el 08 dic 2011 / 12:53 h.

TAGS:

El presidente del Banco Central Europeo (BCE), Mario Draghi, ayer explica las razones para recortar en un cuarto de punto, hasta el 1%, el precio del dinero

Los presagios de que la recesión se acerca peligrosamente a la Eurozona pesaron más que el control de los precios, de manera que el Banco Central Europeo (BCE) optó ayer, por segundo mes consecutivo, por rebajar los tipos de interés en un cuarto de punto, con lo que el precio del dinero se sitúa ya en el 1%, el mismo nivel que tenía a comienzos de este año.

La entidad que preside Mario Draghi rectificó así las últimas dos actuaciones con Trichet al frente del BCE, que había subido los tipos en abril y julio, después de que hubieran permanecido en el 1%, su mínimo histórico, desde mayo de 2009 para sustentar la recuperación de la economía de la Eurozona. Draghi recalcó que la decisión de recortar las tasas no se adoptó por unanimidad, sino por mayoría después de una discusión centrada más en la fecha de la rebaja que en la necesidad de la misma. El fin último es que fluya el crédito entre los bancos y que de esta manera pueda facilitarse que llegue el dinero a las empresas y familias.

Para ello, el presidente del BCE anunció nuevas medidas no convencionales para facilitar un acceso mejorado del sector bancario europeo a la liquidez y mejorar el funcionamiento del mercado interbancario, al mismo tiempo que revisó fuertemente a la baja sus previsiones de crecimiento de la economía de la Zona Euro para 2012.

Entre las medidas adoptadas, el BCE acordó llevar a cabo dos operaciones de refinanciación a tres años en forma de subasta a tipo fijo, que pueden amortizarse al cabo de un año. Estas subastas, que sustituyen a las de 12 meses anunciadas en octubre, se celebrarán los próximos días 21 de diciembre y 20 de febrero y supondrán una barra libre de liquidez que oxigenará a la banca.

Asimismo, el BCE decidió relajar los requisitos de los activos que acepta como garantía reduciendo el umbral del rating para ciertos valores respaldados por activos y permitiendo a los bancos centrales nacionales, como solución temporal, aceptar colaterales adicionales.

Una tercera medida acordada por el Consejo de Gobierno es reducir la ratio de reservas desde el actual 2% hasta el 1% a partir del próximo 18 de enero de 2012, ya que considera que no es necesario mantener ese nivel porque no se dan circunstancias normales en el mercado monetario.

Por otro lado, también aprobó que el BCE pueda actuar como agente del Fondo Europeo de Estabilidad Financiera en sus operaciones en el mercado secundario de deuda, para lo cual ya se están diseñando los aspectos técnicos, aunque incidió en que no afectará al balance de la institución, ya que estas operaciones no significan que esté actuando directamente en los mercados secundarios.

Además, alejó la posibilidad de que la institución preste dinero a los gobiernos de la Eurozona a través del Fondo Monetario Internacional (FMI) al incidir en que el espíritu de los Tratados europeos impiden prestar dinero directamente a los gobiernos. Se trata, dijo, de una medida "legalmente compleja" y abundó en que no sería "compatible" prestar dinero al FMI para que solo compre bonos de los países de la Eurozona y no utilice también ese dinero para financiar a otros miembros de la institución.

El no del BCE a comprar deuda de los países en los mercados secundarios no sentó bien a las bolsas. El Íbex 35 cedió un 2,12%, hasta los 8.461 enteros, lastrado por esa rebaja de expectativas y por la gran banca, pendiente de las pruebas de la autoridad bancaria. El BBVA perdió un 3,13% y el Santander un 2%. Los únicos valores que salvaron el rojo fueron Sabadell, que se disparó un 4,27%, Grifols (0,28%), IAG (0,06%) y OHL (0,03%).

Las caídas se extendieron en el resto de Europa, con el CAC de París a la cabeza de las pérdidas, al dejarse un 2,53%. El DAX de Fráncfort cedió un 1,99% y el Footsie de Londres, un 1,14%. En el mercado de deuda pública, el jarro de agua fría del BCE disparó la prima de riesgo al entorno de los 385 puntos básicos.

El euro perdió posiciones y se cambió a 1,3302 dólares. El BCE revisó fuertemente a la baja sus previsiones de crecimiento de la Eurozona para 2012 ante los "significativos riesgos a la baja" por la incertidumbre en torno a la crisis de deuda, hasta un rango de entre el -0,4% y el 1%, frente a la anterior estimación de entre el 0,4% y el 2,2%. Para este año estima un crecimiento de entre un 1,5% y 1,7%, frente al 1,4% y 1,8% previsto.

  • 1