Economía

El BCE facilita más dinero barato a la banca y ésta sigue sin abrir el grifo

Por un lado, una institución monetaria que mantiene los tipos de interés para seguir reactivando la economía. Por otro, unos bancos que en España estancan los créditos que dan a familias y empresas. El BCE advierte: si no abren más el grifo de los préstamos, no habrá recuperación económica.

el 16 sep 2009 / 06:49 h.

Por un lado, una institución monetaria que mantiene los tipos de interés para seguir reactivando la economía. Por otro, unos bancos que en España estancan los créditos que dan a familias y empresas. El BCE advierte: si no abren más el grifo de los préstamos, no habrá recuperación económica.

El presidente del Banco Central Europeo (BCE), Jean-Claude Trichet, consideró ayer que los tipos de interés para la Zona Euro son "apropiados" en el actual 1%. Tras la reunión del consejo de gobierno en la sede de la entidad, ubicada en Fráncfort (Alemania), explicó que el órgano ejecutivo no discutió si este porcentaje es el nivel mínimo al que se va a situar su tasa en los próximos meses.

Previamente, el BCE mantuvo el precio oficial del dinero en el 1%, un nivel históricamente bajo utilizado para ayudar a la economía.

Por ello, Trichet instó a los bancos comerciales "a hacer su trabajo" y a conceder préstamos a las empresas y a los hogares para así contribuir a la recuperación económica internacional.

Pese a que el precio del dinero es muy bajo actualmente, la banca comercial ha reducido los créditos, lo que puede impedir tal recuperación. "Nuestra acción política debería impulsar la economía progresivamente", indicó el banquero francés.

Se mostró convencido de que su política monetaria y todas las medidas que ha adoptado el BCE hasta ahora apoyarán a las empresas y a los hogares. Por ello, está dispuesto a mantener su programa de compra de bonos garantizados, conocidos en España como cédulas hipotecarias, por un volumen total de 60.000 millones de euros -supone poner en marcha la máquina de hacer dinero de la institución-.

Pese a esa llamada de Trichet a las entidades financieras para que abran el grifo del crédito, se resisten, tal y como revelan las últimas estadísticas del Banco de España. En efecto, los créditos otorgados a las familias por los bancos, cajas de ahorros y cooperativas de crédito que operan en nuestro país crecieron un ligero 0,4% interanual el pasado junio, mientras los facilitados a empresas lo hicieron un 3,6%. Son cifras que confirman, pues, la desaceleración del endeudamiento, y que dura ya dos años.

La concesión de préstamos ha ido aumentando a un menor ritmo desde junio de 2007 -dos meses antes del estallido de la crisis de las hipotecas basura-, cuando los créditos crecieron un 24% para las familias, y un 20,6% para las empresas.

Desde entonces, el volumen de los créditos ha seguido frenándose hasta junio de este año, mes en el que las entidades financieras que operan en España tenían concedidos a los hogares 907.734 millones de euros y 1,308 billones de euros a las empresas.

Un año antes, en junio de 2008, los créditos a las familias se incrementaron el 8,4%, mientras que los de empresas lo hicieron un 11,7%, ritmos más de cuatro veces superiores a los de ahora. Por lo que respecta al hogar, y por tipo de préstamos, el hipotecario se apuntó un leve 0,9% en junio, hasta 670.112 millones, mientras que el resto de préstamos (de consumo) cayó el 1%, con 234.982 millones.

  • 1