Economía

El BCE frena la sangría española pero exhorta a Europa a actuar ya

La prima de riesgo española escala por encima de 500 puntos pero no llega a superar a la italiana, como se indicó por error.

el 18 nov 2011 / 12:53 h.

El despertar de ayer, a 48 horas de las elecciones, fue de infarto. Tras un jueves de mucha tensión, marcado por la alta rentabilidad que tuvo que pagar el Tesoro para colocar su deuda y una prima de riesgo disparatada, ésta -que mide el diferencial entre los bonos españoles y los alemanes- llegó a alcanzar los 525 puntos básicos, en niveles no recordados.

Durante todo el día, las informaciones apuntaban a que, por primera vez la prima de riesgo española se colocaba por encima de la italiana, aunque eso no llegó a ocurrir. Según informó El País en su edición digital, fue un fallo en el cálculo de las agencias Reuters y Bloomberg el que llevó a esa confusión. Por contra, sí es cierto que la prima de riesgo se desbocó superando los 500 puntos, un fuerte repunte que la ministra de Economía, Elena Salgado, atribuyó básicamente a una "cuestión técnica artificial" y no a razones de mercado, al cambiar el bono español de referencia en la comparación con el alemán.

Fuentes de su departamento indicaron que ayer se incorporó para la comparativa el nuevo bono español a diez años subastado el jueves, que vence en enero de 2022, en sustitución del anterior de referencia, que vencía en octubre de 2021.

Sin embargo, se volvió a utilizar la referencia anterior, ya que tener una liquidez mucho más alta y permitir un comportamiento de mercado y menos distorsionado. Fue el motivo por el que la prima de riesgo bajó de repente 70 puntos y cerró en 444.

La vicepresidenta económica del Gobierno, que compareció tras el Consejo de Ministros, aseguró que las tensiones en los mercados de deuda están teniendo un impacto "marginal" sobre la capacidad de financiación de la economía española y aseveró que el rescate "no está ni en la imaginación" del Gobierno.

Salgado, que pidió que se valore el impacto de las tensiones "en su justa medida", subrayó que "no hay preocupación sobre nuestra capacidad de financiación en los mercados".
La ministra de Economía, que abundó en que España cumplirá con el déficit, aseguró que el alza del tipo de interés en la subasta de obligaciones hasta el 7% "no está justificada" y precisó que el coste medio de financiación de España sigue siendo inferior al 4% del PIB, ligeramente por encima de los mínimos históricos.

Salgado sostuvo que hay razones para tener "tranquilidad" en estos momentos, pero demandó "más Europa" para poner en marcha los acuerdos alcanzados en octubre y disponer de un "instrumento definitivo" que permita disipar las tensiones en los mercados "lo antes posible" para poder dejar de recurrir al BCE.

Precisamente el Banco Central Europeo (BCE), sobre el que se ha depositado toda la responsabilidad como único salvador posible a las actuales tensiones financieras, dio ayer un fuerte tirón de orejas a Bruselas. Su presidente, Mario Draghi, reclamó la "implementación urgente" de las decisiones de las cumbres europeas y los Consejos de Estado y se preguntó dónde está la aplicación de las reformas del Fondo Europeo de Estabilidad Financiera acordadas en las últimas reuniones.

Draghi recordó que hace mas de un año y medio se creó el fondo de rescate como un paquete de apoyo financiero de 750.000 millones de euros y que hace cuatro meses se decidió flexibilizarlo y elevar sus garantías. Además, señaló que hace cuatro semanas los líderes europeos acordaron apalancar sus recursos hasta alcanzar el billón de euros y se declaró totalmente operativo y listo para ser utilizado de forma efectiva para garantizar la estabilidad financiera en la Eurozona. "¿Dónde está la implementación de estas medidas diseñadas hace mucho tiempo?".

El presidente del BCE reclamó que se desarrolle una gobernanza económica "mucho más sólida" en el futuro de la Unión Monetaria europea, algo "esencial" para lograr la estabilidad financiera de la Eurozona. Asimismo, recalcó que las políticas económicas nacionales también son responsables de restaurar y mantener la estabilidad financiera.

Hacia esa línea se orientó la valoración de la Comisión Europea, que señaló que la UE está ayudando a España a hacer frente a la crisis de deuda pero que "lo más importante es que España se ayude a sí misma", avisó el portavoz de Asuntos Económicos, Amadeu Altafaj, que recordó que mañana se celebran las elecciones. Es la respuesta que dio el Ejecutivo comunitario a la petición realizada la víspera por el presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, a la UE para que actuase de forma más contundente en la crisis.

Consciente del delicado momento, el candidato del PP, Mariano Rajoy, pidió a los mercados que den un margen de "más de media hora" al nuevo Gobierno que salga de las elecciones. España es un país "serio y fiable" que siempre ha pagado su deuda y así seguirá haciéndolo.

  • 1