Economía

El BCE limita el crédito para la banca española

Endurece su acceso a la ‘barra libre' de la liquidez

el 09 oct 2010 / 19:40 h.

Jean-Claude Trichet, en una imagen de archivo.

El Banco Central Europeo (BCE) anunció ayer en un comunicado el endurecimiento de su normativa interna para prestar dinero a los bancos de la Zona Euro con dificultades financieras, una reforma que será efectiva a partir de hoy. Y entre las entidades más afectadas, las españolas. Se acabó la barra libre.

Entre las novedades, destaca la clarificación de los supuestos en los que la autoridad financiera europea puede descartar a ciertos bancos con problemas para ser candidatos a recibir ayudas.

También reduce la lista de activos que pueden ser calificados como colaterales por los bancos para optar a préstamos en las subastas periódicas del BCE. Se establece, además, la posibilidad de que el instituto emisor actúe contra los bancos privados que, por sus problemas de solvencia, se han convertido en dependientes crónicos de su financiación.

El BCE habla de "reducir los riesgos legales y crediticios" y "limitar o excluir" a ciertas "contrapartes (bancos) y (sus) activos" por "motivos de prudencia" económica.

Esta reforma conecta con las denuncias realizadas en las últimas semanas por el propio BCE en relación a las instituciones financieras privadas que dependen en exceso de su liquidez.

El presidente del BCE, el francés Jean-Claude Trichet, tachó la semana pasada de anormal el que algunos bancos fuesen incapaces de captar recursos a través de los mercados y dependiesen así de la asistencia de la autoridad financiera común y su barra libre.

Por eso, instó a los gobiernos nacionales de los dieciséis países del Eurosistema y a los gobernadores de sus bancos centrales a tomar medidas y resolver el problema.

Las entidades más afectadas por falta de liquidez están en los miembros de la Eurozona con un mayor déficit público, entre ellos Irlanda, Grecia, Portugal y España. Así, los bancos españoles pidieron prestado al BCE 109.800 millones de euros en agosto, una cuarta parte de toda la financiación que dispensó el emisor. Y en julio batieron un récord: 123.600 millones. Estaban secos.

El recurso de la banca española a la barra libre de liquidez del BCE se ha disparado desde la primavera. El motivo, la crisis fiscal de la Eurozona. Los mercados internacionales desconfían del país y la banca tiene que acudir al BCE a por dinero.

  • 1