Economía

El BCE no bajará los tipos hasta que se modere la subida de precios en Europa

Tal y como pronosticaban los mercados, el Banco Central Europeo (BCE) decidió ayer optar por la prudencia y mantener invariables los tipos de interés en el 4%, pese a los recortes realizados por su homóloga en EEUU, la Reserva Federal. De nuevo, una tasa de inflación en cotas nunca vistas en Europa pesó más. (Foto: EFE).

el 15 sep 2009 / 03:01 h.

Tal y como pronosticaban los mercados, el Banco Central Europeo (BCE) decidió ayer optar por la prudencia y mantener invariables los tipos de interés en el 4%, pese a los recortes realizados por su homóloga en EEUU, la Reserva Federal. De nuevo, una tasa de inflación en cotas nunca vistas en Europa pesó más.

Su presidente, Jean-Claude Trichet, dejó entrever que la entidad monetaria no tocará los tipos para la Zona Euro en un futuro próximo, al menos mientras persista una inflación que en marzó se situó 1,5 puntos porcentuales por encima del objetivo del 2%. Y es que existe una "fuerte presión al alza a corto plazo sobre la inflación" y "un grado de incertidumbre inusualmente elevado" para el crecimiento por las tensiones en los mercados financieros.

Tras dejar el precio del dinero en el 4%, el BCE pronosticó que esas tensiones podrían durar más tiempo de lo previsto inicialmente.

Así, Trichet añadió que "el sentimiento actual" del máximo órgano ejecutivo del BCE "es el mismo y que otra interpretación de los mercados sería incorrecta". Entre diciembre de 2005 y junio de 2007, el BCE incrementó los tipos de interés en ocho ocasiones, en un total de 2 puntos porcentuales, hasta el nivel actual. Y desde junio del año pasado, la entidad europea ha mantenido las tasas en el 4%.

Trichet dijo que el BCE "confía en proporcionar estabilidad de precios en un horizonte de 18 meses en línea con nuestra definición", que es una tasa de inflación cercana pero siempre por debajo del 2%. Sin embargo, subió en marzo hasta el 3,5%, el valor récord desde la creación de la Unión Económica y Monetaria (UEM) en 1999.

El economista jefe del banco alemán Commerzbank, Jörg Krämer, consideró que "Trichet repitió en la rueda de prensa más o menos el comunicado transmitido a comienzos de marzo". No obstante, "a diferencia de la mayoría de los economistas (que espera que el BCE empiece a bajar los tipos en el tercer trimestre) prevemos que recortará las tasas sólo al cambio del año", según apuntó Krämer.

Commerzbank consideró que Trichet fue algo más agresivo al advertir de la existencia de riesgos inflacionistas y que los bancos no han reducido los préstamos a los hogares y a las empresas pese a la crisis financiera y reseñaron que reconociera que la crisis financiera puede durar más de lo previsto.

Según el experto del departamento de análisis de Caja Madrid, Juan Antonio Cabrera, el momento en el que el BCE comenzará a aplicar bajadas de tipos se está retrasando debido a las presiones inflacionistas y a que los datos macro de la Eurozona "no están flojeando mucho" por el momento, lo que le da cierto margen de maniobra.

Cabrera prevé que el BCE comience a aplicar recortes sobre los tipos cuando el IPC pierda la barrera del 3%, y se animará a cambiar la orientación de su política monetaria, algo que previó no ocurrirá antes del verano. La estrategia del BCE consiste en estos momentos en evitar que se sigan restringiendo las condiciones monetarias a través de inyecciones de liquidez a plazos más amplios. De hecho, la institución ha comenzado a realizar subastas de financiación a plazo de seis meses recientemente.

El FMI ya ha apuntado a 2009 como el año en el que el organismo comenzará a aplicar recorte de tipos para dar aire al crecimiento económico de la Eurozona.

El euro batió ayer un nuevo récord en el mercado de divisas de Fráncfort al alcanzar los 1,5912 dólares, techo que tocó antes de que el BCE anunciara su decisión. Tras superar su máximo, perdió posiciones y cayó por debajo de los 1,58 dólares.

  • 1