jueves, 25 abril 2019
23:17
, última actualización

El belén calcinado en plena Nochebuena en Los Palacios incendia el debate político

Los Servicios de Emergencias, que retiraron los restos carbonizados, sopesan la "intencionalidad".

el 25 dic 2013 / 18:10 h.

La Nochebuena estuvo pasada por agua en toda la provincia, pero en Los Palacios y Villafranca, además, estuvo pasada por fuego. En plena madrugada, sin que se haya podido precisar la hora exacta, salió ardiendo el Nacimiento que el Ayuntamiento coloca tradicionalmente en la céntrica Plaza de España, justo sobre de la pared de un solar tapiado. Aunque los bomberos llegaron a tiempo de evitar que las llamas se propagasen por las viviendas adyacentes, el Belén ha resultado completamente calcinado, incluidas las figuras de la Virgen, San José, el Niño Jesús, un pastor y las bestias del pesebre. No es la primera vez que el Belén municipal sufre daños, pues casi todos los años desconocidos han roto alguna figura o robado algunas macetas, pero el extremo de esta vez ha dejado anonadados a los vecinos. incendio-belen-los-palaciosEl incendio ha levantado la polémica en el pueblo, que sabe que quema sobre quemado, no sólo porque en las últimas semanas también han salido ardiendo diversos contenedores de basura, sino porque hace poco más de tres meses que el fuego arrasó la memoria local al calcinarse también el Archivo Municipal. De este, concluyeron las investigaciones de la Guardia Civil que había sido provocado por un aparato de aire acondicionado en mal estado. Pero el Belén -y los contenedores- estaba al aire libre. Y tampoco nadie ha visto nada en una madrugada lluviosa y con rachas de viento que no invitaba precisamente a salir. El alcalde, Juan Manuel Valle (IP-IU), a través de una red social, achaba el suceso a "unos sinvergüenzas" e invitaba a la ciudadanía a "coloborar para identificar a estos desalmados que no respetan nada". Y mientras las redes sociales echaban humo condenando actos vandálicos de este tipo, que además hieren la sensibilidad religiosa de muchas personas, algunos concejales del PP local, como Rafael Ruiz, se preguntaban, con ironía, en sus perfiles si "meter fuego al Belén en la Plaza de España será un ejercicio de Memoria Histórica o un accidente", y otros concejales populares cuestionaban si era una repulsa a las fiestas navideñas "de estos comunistas radicales". El primer edil no tardaba en calificar tales comentarios de "despreciables". Y el debate político, en la red, se dividía entre quienes compartían los post y quienes reivindicaban con urgencia que se pidieran disculpas. Los Palacios y Villafranca amaneció así sin el Nacimiento el mismo día de Navidad, con los servicios municipales cargando en una cuba los restos carbonizados de la estructura que apenas se mantenía en pie. Simbólicamente, parece que la Navidad sólo ha durado unas horas,  no sólo porque el símbolo máximo de la fiesta haya sido pasto de las llamas, sino porque el espíritu de concordia típico de estas fechas, incluso entre la clase política, tampoco ha tardado en soltar peligrosas chispas de fin de año.

  • 1