Deportes

El Betis afronta una fase decisiva del calendario

el 19 oct 2010 / 19:48 h.

Mel se dirige a sus jugadores.

Los verdiblancos se enfrentarán en los tres próximos encuentros a sus inmediatos perseguidores, con la opción de poner tierra de por medio y terminar el primer cuarto de la temporada como líder destacado.

Así pues, el equipo heliopolitano comenzará su cuesta arriba en Salamanca ante el cuarto clasificado. Si la victoria cayera del lado bético, los salmantinos quedarían a cinco puntos. La siguiente semana, el Betis recibe en casa al Rayo Vallecano, actual tercer clasificado y con el que está igualado a puntos.

Así, el final de esta fase tendrá lugar en el estadio de Balaídos ante el Celta de Vigo, segundo en la tabla y también igualado a 19 puntos con los de Mel. Por tanto, si el Betis firmara un pleno de victorias se distanciaría en al menos tres puntos del tercer clasificado.

El juez de estas tres jornadas será el Recreativo de Huelva, que se enfrenta a madrileños y gallegos. El partido que le resta al Rayo será con el Valladolid, mientras que el Celta se enfrentará este fin de semana al Granada. El Salamanca, por su parte, disputará un derbi castellano ante los pucelanos y recibirá al Albacete.

Pero ahí no acaba la cosa, pues acabados estos tres choques, el Betis se enfrentará al Xerez, en una serie de duros duelos que dan buena muestra de la igualdad de la categoría de plata.

Las dudas de Mel

Para afrontar el inicio de este particular puerto de categoría especial, Pepe Mel cuenta con dudas en todas las líneas del campo, aunque por motivos bien distintos. En el entrenamiento matinal de ayer -el equipo se ejercitó en doble sesión- se hizo notar la ausencia de Chechu Dorado.

El cordobés, que no se ha perdido un sólo minuto en Liga, sufre un esguince leve en su rodilla y será duda hasta última hora. Roversio, por su parte, sigue recuperándose de la lesión que sufrió en Las Palmas.

La buena noticia para la retaguardia es la recuperación de David Belenguer, que está en plenas facultades para ser de la partida. De esta manera, Mel podrá contar con el veterano futbolista y con el joven Miki Roqué, que se ha adaptado de manera notable al primer equipo. En caso de emergencia, Arzu también podría jugar en el centro de la defensa. 

Otro que es duda para el domingo es Beñat Etxebarria, que sufre una contractura en el glúteo. Tampoco está clara la participación de Salva Sevilla, pues la prótesis que utiliza para proteger su mano no es legal. Si bien, Iriney y Emana vuelven a estar disponibles tras cumplir su sanción.

La recuperación del camerunés para la causa suscita la otra gran duda para el técnico bético, pues ante el regreso de Jorge Molina y el buen estado de forma de Rubén Castro, el madrileño tendrá que hacer encaje de bolillos para contentar a los tres. 

  • 1