Deportes

El Betis B se pone primero justo el día de su peor actuación

El Betis B quizás jugó ayer su peor partido de la temporada, pero como el fútbol es tan inexplicable, ganó y el triunfo le sirve para alcanzar la cima del Grupo IV de Segunda B tras los tropiezos del Écija y el Linares, conocidos a la misma hora en que el primer equipo verdiblanco hacía el ridículo en el campo del Levante.

el 14 sep 2009 / 20:42 h.

El Betis B quizás jugó ayer su peor partido de la temporada, pero como el fútbol es tan inexplicable, ganó y el triunfo le sirve para alcanzar la cima del Grupo IV de Segunda B tras los tropiezos del Écija y el Linares, conocidos a la misma hora en que el primer equipo verdiblanco hacía el ridículo en el campo del Levante. Es decir, que si el curso sigue así, a Paco Chaparro de nada le habrá valido protagonizar la mejor campaña de la historia del filial, porque el Betis habrá descendido a Segunda y los suyos no tendrán derecho a ascender.

Vaya por delante que si el Betis venció al Jaén, explotando al máximo el gol de Fran Machado al cabecear casi a placer un saque de esquina, fue por el tino del portero René, sustituto del ascendido Casto. El gaditano salvaguardó la victoria y evitó que el Jaén puntuase con una espléndida segunda parte en la que ganó a Arriaga en un mano a mano, se lució en un gran chut de Carlos y respondió con enormes reflejos a un remate de Santi Moreno a la escuadra en la prolongación.

Aunque suene crudo y parezca sorprendente, el nuevo líder no mereció vencer al nuevo colista. Excepto un tramo del primer tiempo, el que coincidió con los mejores minutos de Rodri, el filial no jugó bien y ni mucho menos controló a su oponente, que ya pudo empatar antes del intermedio si Arriaga, solo ante René, no se hubiese entretenido lo suficiente para que Álex Ortiz le robase el balón y seguramente el gol. Y tras el descanso fue peor, porque los chavales de Paco Chaparro dieron su clásico paso atrás y el Jaén, acuciado como pocos en la categoría, terminó yéndose a vivir al área local.

Dicho todo esto, y con un dato tan escalofriante como que el Jaén no ha marcado ni un tanto fuera de su estadio esta temporada, tampoco cabía esperar una avalancha de los ayer morados. De hecho, rondaron el rectángulo que defendía René pero rara vez lo pisaron, sólo en ese vis a vis de Arriaga y el portero (m. 53) y en el chutazo de Santi Moreno (m. 93). Y al Betis, que aparte del 1-0 sólo había hecho aparecer a Calleja en una incursión de Toni allá por el minuto 11, le bastó con eso, por mucho que Cañamero estuviese a punto de empañar todo el trabajo autoexpulsándose cuatro minutos después de que el Jaén, por si le faltaba algo, se hubiese quedado en inferioridad.

  • 1