Deportes

El Betis B somete al Águilas y escapa del peligro

Ante un Águilas en suspensión de pagos y plagado de canteranos, el entrenador del Betis B, Oli, buscó nuevos métodos para contagiar a sus pupilos de agilidad en la zona de definición.    

el 14 feb 2010 / 21:04 h.

El bético Álex Ortiz se anticipa al aguileño José David.

El 4-2-3-1 asfixió a un rival entregado desde el inicio y que sólo replicó a intervalos. El tempranero gol de Álex Ortiz condicionó un encuentro controlado en la medular por Beñat y Cañas, un doble pivote que generó el caudal suficiente para imponer la filosofía heliopolitana en la elaboración.

Israel, soberbio en la mediapunta, clavó la pica en Flandes. Nació eléctrico el choque. En su primer escarceo sobre el área de Javi Soto, el Betis B consiguió el 1-0. El meta aguileño acarició el cuero en un balón aéreo y Álex Ortiz, templado y con calma, batió el arco oponente.

Con Toni en el flanco ofensivo, las internadas hacia la barraca visitante eran insistentes. En pleno desconcierto blanquiazul, Lorca se erigió en un accidental mariscal para gobernar en la medular y edificar la resistencia al abrumador dominio del conjunto de La Palmera.

Los discípulos de Íñigo Saenz, parsimoniosos en la construcción, nunca fueron capaces de fabricar ocasiones de peligro. Sin embargo, el cuadro visitante reaccionó después de que Manu Gavilán no sentenciara con el 2-0. Morillas, Sívori y Lorca conectaron el circuito y de sus botas emanaron los minutos de mayor criterio.

Los de Los Bermejales, relajados y presos de un déficit de intensidad, recularon y concedieron espacios a un Águilas herido en su orgullo.

Juanjo y Rafa Moreno aumentaron su labor en las transiciones y, tratando de crear superioridad numérica en banda, sometieron a Isidoro y Ramírez, correcto en la siniestra, a una velocidad de presión total.

El B respondió con una serie de triangulaciones verticales a un ritmo sobresaliente. Y, de repente, Beñat calibró su prismático, dibujó un pase interior y liberó a Toni de cualquier rival. El zurdo, elegante y con una zancada amplia, se adentró en el área para batir a Javi Soto. 2-0. Oli alzó el pulgar y respiró.

El triunfo, de un valor incalculable, caminaba altivo hacia el casillero local. El asturiano conservó su boceto inicial hasta el descanso, período en el que redistribuyó sus líneas.

Damián recibió el testigo de Cañas y el atrevido Ezequiel dosificó a Toni. Entonces optó por desplegar un 4-4-1-1, con Gavilán de llanero solitario, y Calahorro y el tanguero Damián en la zona ancha.

El Águilas, fundido, asió la bandera blanca de la rendición con el 3-0, obra de Israel tras una sensacional galopada por el carril diestro.

Álex Ortiz, Damián, Ezequiel, Israel y una pléyade de improvisadas piezas ofensivas pudieron hurgar en la sangrante herida del cuadro visitante, aunque la guerra, de liviano trazado y notable desenlace, no alteró su curso. El descenso y su molesta sombra, a un margen de 7 puntos.

Ficha técnica: 

3.- Betis B: Razak; Isidoro, Miki Roqué, Álex Ortiz, Ramírez; Cañas (Damián, m. 45), Beñat (Calahorro, m. 66); Quique, Israel, Toni (Ezequiel, m. 57); y Manu Gavilán.

0.- Águilas CF: Javi Soto; Rafa Moreno, Quini, Emilio, Juanjo; Morillas (Perico, m. 58), Marc Martínez, Lorca, Fran (Pedro, m. 62); Sívori y José David (David, m. 67).

Árbitro: Pardo Martínez, de Extremadura. Amarilla a los locales Miki Roqué, Quique, Cañas y Beñat; y al visitante Lorca.

Goles: 1-0, m. 6: Álex Ortiz. 2-0, m. 30: Toni. 3-0, m. 54: Israel. 

Incidencias: 200 espectadores en las gradas de la Ciudad Deportiva. 

  • 1