viernes, 19 abril 2019
01:26
, última actualización
Deportes

El Betis cae ante el Madrid víctima de sus errores

El "matador" Ruud Van Nistelrooy dio al Real Madrid su cuarto triunfo consecutivo en la Liga (1-2), en un partido que pudo dejar sentenciado en el primer tiempo, y que tuvo un final agónico en el que decidió la calidad del ariete holandés. Foto: EFE.

el 15 sep 2009 / 15:53 h.

Pudo el Betis ganarle al Madrid, como al Sevilla o al Getafe, o como pudo puntuar en Barcelona. Pudo, sí, pero acabó perdiendo otra vez y sigue con dos míseros puntos en cinco jornadas. Y esta derrota es más dolorosa aún porque llegó en el descuento después de un buen rato acariciando la victoria.

Ayer, tras verse superado nítidamente por el Madrid durante la primera media hora, el Betis fue capaz de rehacerse tras el descanso gracias a un penalti y expulsión de Marcelo (52') que le permitió igualar un partido que se le había puesto muy cuesta arriba y afrontar en superioridad numérica casi toda la segunda parte. Ni por esas. Sergio García, que antes había transformado el penalti a la segunda tras un primer paradón de Iker Casillas, se buscó la segunda amarilla y la consiguiente expulsión a falta de diez minutos. Con igualdad numérica el Madrid -que hasta entonces perdía todo el tiempo del mundo y firmaba el empate- se volvió a sentir fuerte y en una contra muy mal defendida por los béticos en el tiempo de descuento, Van Nistelrooy les clavó el rejón de muerte cuando ya no quedaba tiempo para reaccionar. Antes sí habían tenido tiempo de sobras para hacer el 2-1, pero faltaron ideas y fútbol para que la superioridad numérica se hiciera patente en el marcador.

Mucho temor. El Betis, para empezar, salió demasiado temeroso del rival que tenía enfrente, sin presionar arriba para que el Madrid se sintiera incómodo, y permitió que los merengues, que todavía no habían encontrado su punto de juego, desplegaran sus mejores minutos de fútbol de la temporada.

Robben era una pesadilla para Nelson por la izquierda, De la Red y Van der Vaart dominaban el centro del campo a sus anchas y... muy pronto Van Nistelrooy y el propio De la Red, con dos chutazos, empezaron a poner a prueba a Casto, que con un par de paradones permitió a su equipo llegar vivo al descanso. A los diez minutos ya contabilizaban los de Schuster un par de ocasiones claras de gol, gracias a su exquisito juego combinativo y la movilidad de sus puntas. El 0-1, para colmo, llegó a balón parado, tras una excelente rosca de Rafael Van der Vaart -la pone como Jarni- que cabeceó a placer Heinze entre una nube de defensas.

La cosa pintaba mal. Capi y Emana jugaban muy lejos de Mehmet y apenas bajaban a defender cuando el balón se perdía arriba, lo que provocó varias contras merengues que pudieron haber dictado sentencia. No fue así y en el cuarto de hora final se vino arriba el Betis, gracias al empuje del anáquico Emana y la movilidad de Sergio García. Damiá (37') y el propio Emana (45') gozaron de dos ocasiones clarísimas, pero la primera lamió el larguero y la segunda fue salvada al alimón por Casillas y el poste.

La segunda mitad arrancó con buenas noticias para locales. A los 52 minutos Marcelo -el mismo que facilitó la remontada del curso pasado- comete penalti sobre Damiá y es expulsado. Quedaba mucho y la grada apretó de lo lindo para llevar a los suyos en volandas hacia la remontada, que pudo llegar en un cabezazo de Mehmet o un par de remates de Babic. El último, blocado por Casillas, fue el que dio pie a la contra letal con la que Van Nistelrooy sentenció el partido.

  • 1