Deportes

El Betis calcula que el "saqueo" de Oliver puede llegar a los 1,5 millones de euros

El consejo de administración descubre que sólo por los traspasos de Sergio García y Mehmet Aurelio desvió más de 800.000 euros.

el 14 ene 2011 / 11:42 h.

El vicepresidente del Betis, José Antonio Bosch, ha facilitado hoy algunos detalles del extenso informe que el administrador Luis Ruiz de Huidobro ha realizado sobre los movimientos económicos en el club entre el 1 de julio y el 13 de diciembre. Es decir, el periodo en que Luis Oliver mandó en Heliópolis. Y la conclusión es que hay "operaciones de dudosa licitud" que llevan al Betis a hablar de "un saqueo de la caja" por parte del empresario navarro. Según las cuentas del borrador, la cantidad desviada oscila "entre 800.000 euros y 1,5 millones, sin contar los levantamientos de los avales", ha explicado Bosch.

La operación más gravosa, según el informe del administrador judicial, es la venta de Sergio García primero al Zaragoza y luego al Espanyol. En el club consta un cargo de 500.000 euros, realizado el 28 de agosto, a favor de la empresa Sport Transfer Management "por la gestión del traspaso" del delantero catalán. Lo curioso es que al acudir al Registro Mercantil, el Betis descubrió que el objeto social de esa empresa es "promociones inmobiliarias, construcción y albañilería", entre otros. Por tanto, nada que ver con el fútbol.

La segunda operación que llamó la atención al equipo de auditores que analizó las cuentas del club fue el traspaso de Mehmet Aurelio al Besiktas. En este caso, del Betis salieron el 31 de agosto 300.000 euros más IVA a favor de la sociedad Baston Corporation "en concepto de honorarios y gestión de la salida", según Bosch. "Casualmente, el domicilio social coincide con el del administrador único de Bitton Sport", reveló el directivo verdiblanco. En otras palabras, otra empresa de Oliver. En contraposición a este gravamen, Bosch recordó que el actual consejo resolvió el miércoles el contrato del portero Ricardo "por un costo de cero euros, sin una sola comisión".

El informe también se refiere a Orión, la empresa de Oliver que cobraba 35.000 euros mensuales del Betis por llevarle las cuentas. Pues bien, Orión no ganaba sólo esa cantidad, sino que también cargaba al club los gastos personales de sus empleados (hotel, lavandería, desplazamientos...) y además "no se contabilizaban como gastos del Betis, sino como gastos de desplazamiento de categorías inferiores o gastos de preparación de la junta de accionistas", recalcó Bosch. Y hay más. El trabajo jurídico era realizado por unos abogados externos. En total, según las cuentas del Betis, Orión le costaba al Betis "un 1.800% más" que los que ahora realizan la misma tarea (2.000 euros al mes).

El amplísimo informe de Huidobro da para mucho más. Al parecer, el Betis de Oliver también encargó una due dilligence (auditoría para ver el estado de una sociedad antes de su compra) a una empresa que facturó 30.000 euros por un encargo que el ex consejero deportivo efectuó "telefónicamente". Tras el cambio de poder en el club, el nuevo consejo se dirigió a esta empresa para comunicarle que no estaba de acuerdo con que realizase esa auditoría, pero el interlocutor se remitió a Bitton. El dinero, evidentemente, no ha sido devuelto.

Además de estos detalles, Huidobro también ha descubierto pagos a intermediarios por su gestión en la mejora de los contratos de algunos futbolistas y otras facturas pendientes por valor de 120.000 euros a favor de "empresas o terceros" en las que, sin embargo, no se especificaba en concepto de qué se pagaba la cantidad en cuestión. "Afortunadamente, llegamos a tiempo de no pagarlas", se felicitó Bosch, que anunció que el informe confirma sus sospechas de que "nadie ha metido dinero en el Betis" durante el mandato de Oliver. "En la contabilidad no aparece ninguna cantidad adeudada a ningún socio o administrador", agregó.

  • 1