lunes, 18 marzo 2019
09:34
, última actualización
Deportes

El Betis, con la torrija, pierde su primer partido en casa

El Betis perdió ante el Girona (0-1,gol del ex sevillista Cañas) su primer partido de la temporada en casa y desde que lo entrena Víctor Fernández.

el 27 mar 2010 / 17:00 h.

El Betis volvió a salir con la torrija, como ya hiciera el lunes anterior frente al Castellón –al que ganó por los pelos– y mostró preocupantes síntomas de abulia e impotencia que le llevaron a sumar, ante el Girona, la primera derrota de la temporada en casa y la primera desde que lo dirige Víctor Fernández, que deberá replantearse varias cuestiones que parecía tener muy claras después de lo visto en los dos últimos partidos.

Los verdiblancos conquistaron plaza de ascenso el pasado lunes pero ya recordamos entonces –y corroboró en la previa el propio Víctor– que ése no era el camino para subir y que jugando con  esa falta de intensidad se iba a complicar mucho el objetivo. Y al primer tapón, zurrapa. Los béticos  pudieron disfrutar de su primera jornada en zona de ascenso apenas veinte minutos, los que tardó el ex sevillista Cañas en transformar una absurda falta cometida por Melli que encontró la red ante la parsimonia de Goitia y toda la barrera, que se abrió como lo hizo el Mar Rojo para que Moisés condujera a su pueblo a la tierra prometida.

El gol llego en la única ocasión medio clara de la que gozaron los gerundenses en todo el partido, pero fue justo castigo a la indolencia y falta de vigor que estaban poniendo los béticos en la pelea, que provocó una primera parte realmente desastrosa, en la que fueron incapaces de crear una sola ocasión de gol ante la meta del ex azulgrana Jorquera, muy bien defendido por una doble e inexpugnable línea de zagueros que pusieron grilletes a los poco inspirados delanteros y centrocampistas béticos.

Víctor Fernández sólo había hecho un cambio respecto del once que había ganado los cuatro anteriores partidos, el forzado de Iriney por el sancionado Mehmet, con el que el equipo ya dio muestras de debilidad el lunes anterior. Emana siguió de titular pese a su nula aportación de las últimas jornadas, pero en el descanso dejó el puesto a Caffa. De haber podido, y tenido banquillo, Víctor habría cambiado en el intermedio a más de medio equipo, pero ya había entrado antes Rivas por lesión de Damiá y luego lo hizo Sergio León, un chaval del Betis C que tuvo que debutar ante la ausencia de efectivos atacantes en el primer plantel.

En la segunda parte los béticos, al menos, pusieron algo de intensidad al juego, aunque nulo acierto. El Girona se dedicó sólo a defender y lo hizo francamente bien, y las escasas ocasiones en que Jonathan Pereira o Sergio García vieron un hueco, no estuvieron acertados en el remate final. Así llegó la primera derrota del curso en casa, un toque muy serio de atención para quienes se creyeran que esto ya iba a ser un paseo. De eso nada.

0 - Real Betis: Goitia, Damiá (Rivas, m.31), Melli, Carlos García, Nacho; Arzu, Iriney; Juanma (Sergio León, m.64), Emaná (Caffa, m.46), Jonathan Pereira y Sergio García.

1 - Girona. Jorquera; Galán, Migue, Cañas, José; Matamala, Dorca, Xumetra (G.Beltran, m.76), Moha; Calle (Kiko Raton, m,69) y Peragón (Juanma, m.84).

Gol:  0-1. m.23. Cañas.

Árbitro: José Antonio Teixeira Vitiennes (c.cántabro). Mostró tarjeta amarilla a Matamala (m.28 ), Melli (m.30), Iriney (m.35), Carlos García (m.40), Rivas (m.55), Jonathan Pereira (m.65), Xumatra (m.74), Jose (m.80), Nacho (m.88) y Moha (m.90).

Incidencias: Partido disputado en el estadio Manuel Ruiz de Lopera ante unos 28.000 aficionados, en tarde soleada. Terreno de juego en buenas condiciones.

 

  • 1