miércoles, 24 abril 2019
17:40
, última actualización
Deportes

El Betis deja atrás el sueño y se topa con su realidad

Los números son fríos: tres derrotas seguidas. Es la segunda peor racha de Mel en el Betis.

el 16 oct 2011 / 21:33 h.

Pepe Mel se abraza a José Mourinho, el sábado en el Bernabéu.
No sucede nada por perder contra el Real Madrid en el Santiago Bernabéu, de hecho un 4-1 frente a Higuaín y compañía no es ninguna debacle, pero es otra derrota, la tercera consecutiva, y el Betis está obligado a despertar ya del letargo en que anda sumido desde que accedió al liderato. Una cosa es que ser derrotado por uno de los dos favoritos para la Liga resulte lógico y previsible y otra bien distinta que la racha general no merezca la consideración de preocupante. Y una vez apagados los focos del Bernabéu, en frío, el equipo de Pepe Mel se topa de nuevo con su realidad, su malísima racha y su Liga.

Antes de caer con el Real Madrid, el Betis fue superado por dos rivales directos, aunque a día de hoy no parezca que uno de ellos lo es: el Getafe, cuarto por la cola, y el Levante, ahora colíder junto al Barcelona. De vuelta de nuevo a su auténtica Liga particular, a la escuadra de Heliópolis le esperan un partido en casa contra el Rayo Vallecano y dos salidas consecutivas en menos de 72 horas frente a enemigos que presuntamente también pelearán por lo mismo que los de Mel: el jueves 27 en Cornellá-El Prat ante el Espanyol y el domingo 30 en El Sardinero contra el Racing.

El margen, por tanto, se ha terminado. Eso debe de pensar también Mel, que está padeciendo su segunda peor racha como entrenador del Betis, a dos derrotas de la más negativa de todas, esa de cero puntos de 15 posibles al principio de la segunda vuelta de la pasada temporada que casi le cuesta el cargo. De hecho, aparte de aquella racha de cinco derrotas, el madrileño ni siquiera había perdido dos partidos seguidos hasta ahora. Y así se expresó ayer el protagonista en su twitter, autocrítico aunque sin caer en el alarmismo: "Una semana por delante para trabajar duro y pulir errores. Los futbolistas merecen apoyo y confianza. Seguiremos creciendo", dice el míster, que también da las gracias a los béticos que viajaron a Madrid y aprovecha la coyuntura para solicitar su ayuda el próximo domingo al mediodía. "Estamos seguros de vuestro apoyo", afirma.

El Betis, de todas maneras, se reencontrará con su realidad desde una posición privilegiada, la séptima, y una ventaja igualmente de lujo, siete puntos sobre la zona de descenso (el Granada, antepenúltimo, tiene 5). La diferencia ha decrecido en un punto respecto a la última jornada y cuatro respecto a la máxima de que gozó, justo después de ganar cuatro partidos seguidos.

2 GOLES EN CONTRA POR PARTIDO. El conjunto heliopolitano también se presentará en el duelo contra el Rayo, exequipo de Mel, con el goal average en negativo por primera vez en la temporada, aunque la diferencia en realidad es mínima: -1 (10 a favor y 11 en contra). La mala noticia, aparte de la derrota y la goleada, es que el Betis sumó su quinta jornada consecutiva encajando algún gol. Sólo dejó su portería a cero en los dos primeros choques (Granada y Mallorca) y desde entonces ha recibido 11 tantos en esos cinco partidos, así que el promedio ha subido a más de dos goles en contra por jornada. El rendimiento defensivo es quizá la principal asignatura pendiente de Mel, que ha encajado dos o más goles en tres de las siete jornadas celebradas y ha perdido cada vez que el marcador se le ha puesto en contra.

La buena noticia es que por fin se acabó la sequía goleadora de los verdiblancos, que venían de no ver portería, más bien de quedarse totalmente ciegos, frente al Getafe y al Levante. Jorge Molina puso fin a la mala racha, que duró la friolera de 290 minutos, equivalentes a más de tres encuentros. 

  • 1