domingo, 21 abril 2019
08:00
, última actualización
Deportes

El Betis del descenso ha sido un error detrás de otro

Lo ocurrido en Vallecas sólo es el remate, por ahora, de una temporada plagada de desaplicaciones impropias de un equipo de Primera División.

el 21 abr 2014 / 22:48 h.

Sara falla en el 2-0 de Mbia en el derbi liguero de Nervión / Kiko Hurtado Sara falla en el 2-0 de Mbia en el derbi liguero de Nervión / Kiko Hurtado El Betis puso en Vallecas el penúltimo clavo de su ataúd en un partido señalado, cómo no, por los dos gravísimos fallos de Paulao, que regaló el 1-0 con una lamentable cesión a Adán y después tuvo el infortunio de rematar contra su portería un centro de un rival. Esta desaplicación no es más que el remate, por ahora, de un curso plagado de errores infantiles o peores que infantiles por parte de todos los jugadores verdiblancos. El repertorio es amplio y por supuesto explica mejor que nada el inminente descenso del Betis. El recital comienza en la 2ª jornada. El Celta gana en el Villamarín (1-2) y uno de los goles, el segundo, es bastante parable, pero Sara no ataja el chut de Nolito. El meta vuelve a fallar en la 8ª jornada, en Getafe, en el primero de los tres tantos azulones (3-1), una falta de Pedro León desde 45 metros. Desde entonces al tramo inicial de la segunda vuelta, las cantadas son casi continuas. En la 9ª jornada (1-2 ante el Elche), Manu del Moral hace el 0-1 cabeceando libre de marcaje al borde del área chica y Fidel convierte el 0-2 tras rematar desde la frontal con el permiso de Chica. A la semana siguiente, en el 5-0 frente al Atlético, el equipo encaja un gol a los 13 segundos. A los siete días, 0-0 con el Levante y Jorge Molina falla dos penaltis, en realidad la misma pena máxima lanzada dos veces. Sin solución de continuidad, en la 12ª jornada, el Betis cae en Málaga (3-2) y medio regala el 1-0, de Santa Cruz de cabeza tras una desaplicación de Andersen y Jordi, y el 3-2, obra de Samuel en el descuento tras una absurda pérdida de Steinhöfer y Juanfran. Rubén Castro lamenta la ocasión que falló contra el Rayo en el descuento / Kiko Hurtado Rubén Castro lamenta la ocasión que falló contra el Rayo en el descuento / Kiko Hurtado En la 14ª jornada, el Betis pierde el derbi en Nervión (4-0) con actuación estelar de todo el conjunto y un grave error de Sara en el 2-0, un remate de cabeza de Mbia que se le cuela entre las manos. Poco después le ocurre lo mismo en casa ante el Lleida (en la Copa): Monforte marca el 2-1 en una falta lateral que nadie remata. La goleada en un caso y el pase de ronda en otro disfrazan esos fallos, cosa que no ocurre en uno de los choques cruciales de la campaña, el 2-2 ante el Rayo (15ª jornada). El Betis falla infinidad de ocasiones, la última de Rubén Castro con toda la portería para él en el 90’. Un minuto después, Jordi se come un centro y Bueno logra el 2-2. Luego, el Almería gana en el Villamarín (0-1) gracias a un remate de Azeez que da en la pantorrilla de Paulao. Ese día, el Betis marra un sinfín de oportunidades. En la siguiente final en casa (19ª jornada), los heliopolitanos pierden ante Osasuna (1-2): Juanfran cede el 0-1 al no defender a Roberto Torres, autor del tanto, y Jordi se hace otro autogol. Rubén Castro manda un penalti al larguero, como en la 31ª jornada contra el Málaga (habría supuesto el 2-2 final). Jordi lamenta el autogol que se marcó ante Osasuna, uno de los tres suyos esta temporada / Kiko Hurtado Jordi lamenta el autogol que se marcó ante Osasuna, uno de los tres suyos esta temporada / Kiko Hurtado En la 21ª jornada, Calderón debuta en Vigo (4-2) y asiste a otro concierto de irregularidades. El Celta logra el 1-1 tras una mala salida de Salva Sevilla. En el 3-1, horrible despeje que rebota en Paulao; marca Orellana. El 4-1 está precedido por otro pésimo despeje del lateral. En Mestalla (23ª jornada), Mathieu remata un córner más solo que la una en el 1-0 (5-0 al final). Más determinante es lo que sucede días después en Granada, donde el Betis pierde por un gol de Piti tras un pase de 60 metros de un central. Juanfran defiende al rival por detrás y luego le da margen para rematar. Durante varias jornadas, los errores propios son sucedidos por los errores de los árbitros, pero el Betis vuelve a meter la pata en el Camp Nou (3-1, 32ª jornada). Jordi regala el penalti del 1-0 con una absurda zancadilla a Alexis y se marca el 2-0 desde fuera del área. Dos semanas después llega el partido de Vallecas y el doble estropicio de Paulao. Y todavíafaltan cuatro jornadas. ¿Continuará...?

  • 1