miércoles, 19 diciembre 2018
06:41
, última actualización
Deportes

El Betis echará el resto por Ndiaye y espera movimientos de Joaquín

El fichaje del camerunés "cobra fuerza" tras la lesión de Lolo Reyes, confirma Alexis, mientras que el portuense mantiene su deseo de volver.

el 16 jul 2014 / 10:10 h.

Imagen aaaBruno1El Betis va a a echar el resto para tratar de hacerse con los servicios del centrocampista franco-senegalés Alfred Ndiaye. El secretario técnico, Alexis Trujillo, reconoció ayer durante la presentación de Rennella lo que ya adelantamos en estas páginas tras conocer el alcance de la lesión de Lolo Reyes. «Puede ser una opción (la de Ndiaye) que cobre más fuerza», dijo el canario. El asunto es complicado porque hay que cuadrar unas cantidades económicas que, de momento, escapan a las posibilidades béticas. Pero el verano es largo y, como quien dice, no ha hecho más que empezar. En situación similar a la de Ndiaye está Joaquín, que el 11 de agosto estará en el Villamarín para el amistoso de presentación del Betis contra la Fiorentina. Ya veremos con qué camiseta juega el portuense ese día. «Es una situación (la de Ndiaye) que creemos que puede ser interesante. A día de hoy no hay nada en concreto. Con la lesión de Lolo es un puesto en el que tenemos que valorar si hay que hacer un esfuerzo. Puede ser una opción que cobre todavía mucha más fuerza», dijo ayer abiertamente Alexis sobre la posibilidad de que Ndiaye llegue traspasado al Betis, pues el jugador no pondrá reparos a jugar en Segunda. «Hemos hecho acercamientos. Hablé con él antes de marcharse la temporada pasada. Es una operación que nos gustaría, pero hay que intentar cuadrarla. Puede darse como puede no hacerlo. Será cuestión de ir viendo el día a día. En principio lo que nosotros sabemos es que estuvo bastante bien aquí y que el Betis es un equipo que le causa mucho agrado. Entendemos que puede existir la posibilidad de que acepte jugar en Segunda División. Su nombre generaría mucha ilusión entre los aficionados”, indicó Alexis. Por Ndiaye tenía el Betis una opción de compra, que no ejerció en mayo, de 4,2 millones de euros –los mismos que pagó el Sunderland hace año y medio al Bursaspor–, pero ahora negocia el traspaso por menos dinero y en cómodos plazos. El principal problema es la ficha del jugador, que cobra 1,4 millones de euros y al que el Betis, haciendo un sobresfuerzo, podría ofrecer poco más de la mitad. La mujer de Ndiaye quedó encantada con Sevilla y es la principal aliada bética en estos momentos, pero como aseguraba ayer un consejero «aún queda mucha tela que cortar, primero han de salir una serie de futbolistas y luego trataremos de ver si cuadran los números. Pero la opción de Ndiaye, como la de Joaquín, está ahí». Y es que la opción de que Joaquín volviera al Betis no hay que descartarla ni muchos menos. El jugador ya ha expresado a sus íntimos -Juanito, Capi...- su deseo de volver al Betis si logra desvincularse de la Fiorentina, donde le restan dos años de contrato. Su mujer también está por la labor, así que las puertas del Betis las tiene abiertas si llega gratis y accede a rebajarse notablemente su ficha.

  • 1