miércoles, 24 abril 2019
14:17
, última actualización
Deportes

El Betis entierra las escasas opciones de ascenso que mantenía

El empate en casa ante el Murcia (1-1) le deja prácticamente sin opciones de subir, y así lo reconoce el técnico: "El ascenso es una quimera", dijo tras el partido Víctor Fernández.

el 09 may 2010 / 12:15 h.

Fernando Vega recibe la entrada de un adversario.
-->--> -->

El Betis dilapidó casi al completo las escasas opciones de ascenso a Primera que aún mantenía al empatar en su casa con el Real Murcia (1-1), en un partido indigno de un equipo aspirante a subir que no supo aprovechar la temprana ventaja adquirida ante un rival que sólo pelea por no descender de categoría.El Betis, que sólo ha ganado uno de los siete últimos partidos de Liga, seguirá otra temporada más en Segunda división casi con toda seguridad, aunque las matemáticas (está a seis puntos del ascenso a falta de seis jornadas) aún le conceden algunas opciones, no así las sensaciones que transmite su juego, que está ahuyentado a su propia afición, cada vez menos numerosa en el coliseo de la Palmera.

Ayer, Víctor Fernández prosiguió con su carrusel de retoques en el once titular, en busca de uno que ofrezca mínimas garantías, pero parece claro que no lo encuentra. Las principales novedades de la mañana fueron volver a ver a Fernando Vega en el lateral diestro –pese a sus limitaciones técnicas, fue de lo mejorcito del equipo, lo que da una idea de cómo anda el equipo–, a Melli y Carlos García formando otra vez tándem en el eje de la zaga pese a las probaturas intersemanales y a Pavone en punta, con una camiseta de titular, lo que no ocurría desde el 24 de enero ante el Levante, en el partido que provocó el cese de Antonio Tapia.

Los verdiblancos cobraron pronto ventaja (19’) al culminar Juanma la única buena jugada que enhebraron en toda la matinal, una acción de Mehmet Aurelio por la izquierda, con pase atrás que el reaparecido Pavone envió a la cepa del poste y luego cabeceó Juanma a puerta vacía. Con el 1-0, sin embargo, se creyeron tenerlo todo hecho y a la postre lo pagaron muy caro, pues les faltó mayor ambición para finiquitar el choque y le acabaron dando vida a un Murcia que supo jugar sus bazas tras el descanso.

El Murcia, al que el punto ni le valió para salir de la zona de descenso a Segunda B, se vio con posibilidades de pescar algo por Heliópolis y a la vuelta del descanso fue el único que hizo méritos para ello. Chando (55’) dio el primer aviso al fallar de forma clamorosa el 1-1 tras burlar la vigilancia de los dos centrales y plantarse en solitario ante Goitia, pero seis minutos después quien no falló fue Capdevila, que aprovechó a la perfección un defectuoso despeje de puños del meta vasco para clavar un rejón de muerte a todos los béticos.

Con media hora aún por delante había tiempo de sobras para enmendar el entuerto, pero la reacción de los béticos fue nula, y la afición empezó a abandonar el estadio hasta dejar las gradas semivacías para librarse del vergonzoso espectáculo que estaba presenciando. La decepción y el hartazgo han cundido entre el beticismo y muy pocos confían en que se produzca el milagro del ascenso. El primero, el propio técnico: “El ascenso ahora mismo es casi una quimera”. Lo dijo Víctor Fernández, ayer tras el partido. Ya lo era tras empatar con Recre y Albacete, hace tres meses, aunque luego ganó cuatro partidos seguidos y lo revertió todo. Ahora ya sólo le vale otro milagrito como ese, pero sin Sergio García y, pronto, sin Emana. Quimérico.

-->--> -->

1 - Real Betis: Goitia; Fernando Vega, Melli (Capi, min. 65), Carlos García, Nacho; Arzu, Mehmet Aurelio; Juanma (Caffa, min. 65), Emana, Jonathan Pereira; y Pavone.

1 - Real Murcia: Alberto; De Coz, Iñaki Bea, Sergio Fernández, Sergio Escudero; Pedro (Capdevila, min. 46), Álvaro Mejía, Pereyra, Miguel Albiol; Chando (Mario Rosas, min. 64) y Natalio (Kike García, min. 73).

Goles: 1-0, min.19: Juanma. 1-1, min. 61: Capdevila.

Árbitro: Miranda Torres (Colegio catalán). Mostró tarjetas amarillas a Carlos García (67') y el meta Alberto (91').

Incidencias: Apenas 18.000 espectadores en el Ruiz de Lopera. Llovió algo antes del partido.

  • 1