Deportes

El Betis es feliz por un día

El equipo casi no tiene tiempo para disfrutar de lo que hizo ante el Barça. Hoy ya viaja a Villarreal. Mel recupera a Rubén Castro, Beñat y Miki Roqué.

el 20 ene 2011 / 23:01 h.

Jorge Molina salta de alegría tras marcar el 1-0.
El Betis protagonizó el miércoles uno de los partidos más bellos y sorprendentes de su historia reciente, así que los jugadores y los béticos en general se levantaron ayer un poquito más felices de lo que eran el día antes, pero la alegría verdiblanca tiene sus límites. El equipo de Pepe Mel, que propinó al Barcelona de Pep Guardiola su decimocuarta derrota en 154 encuentros oficiales, regresa mañana a su cruda realidad de Segunda y visita al Villarreal B, de modo que el contento derivado de la victoria copera apenas les duró una noche a los futbolistas. Ayer por la mañana no sólo hubo entrenamiento, sino también lista de convocados para el choque contra el filial, y hoy al mediodía (11.45 horas) toca montarse en un avión para ir a Valencia primero y a Castellón después.

El despertar del sueño copero al menos dio al Betis una buena noticia: Rubén Castro y Miki Roqué, que se perdieron el partido con el Barça por precaución, así como Beñat, de baja desde hace unas semanas por una lesión de tobillo, están recuperados y forman parte de la amplia lista ofrecida por Mel; el vasco, de hecho, obtuvo el alta ayer mismo. Viajan veinte futbolistas, es decir, todos los disponibles, ya que esta tarde hay entrenamiento en Villarreal. La convocatoria completa está formada por Goitia, Casto; Isidoro, Fernando Vega, Roversio, Miki Roqué, Belenguer; Arzu, Juande, Iriney, Salva Sevilla, Cañas, Beñat, Israel, Ezequiel, Rodri, Juanma; Jonathan Pereira, Jorge Molina y Rubén Castro.

La plantilla, por cierto, se encontró ayer con un premio por su excelente papel en la Copa. No es ninguna prima, porque no está el club para gastos extra, pero sí algo que redundará en la comodidad de su viaje a Villarreal. La entidad se planteaba regresar a Sevilla en autobús, pero al final ha decidido todo lo contrario y ha contratado un vuelo chárter para que los jugadores vuelvan a casa nada más acabar el choque. Después, Mel tiene previsto darles dos días de descanso.

5,3 MILLONES DE ESPAÑOLES. Si los jugadores del Betis están contentos, qué decir de la televisión. LaSexta, que en el partido de ida ya rompió récords con casi 6 millones de espectadores, vio cómo el choque de vuelta volvía a colocarla en el primer lugar de las audiencias del miércoles. El partido, pese al 5-0 del Camp Nou, fue visto por 5,3 millones de espectadores, lo cual equivale a un 26,5% de cuota de pantalla. Una cuarta parte de los españoles delante de la tele a esa hora estaban viendo el partido, casi nada.

CASI 600.000 EUROS DE RECAUDACIÓN. La recaudación total que dejaron los más de 30.000 espectadores que acudieron a Heliópolis el miércoles fue de 593.000 euros. El club, que está contento con el dato, espera dar los datos de asistencia al estadio a partir del próximo partido en casa.

  • 1