Deportes

El Betis firma el retorno soñado en Granada

Un gol de Rubén Castro en el minuto 88, tras una sensacional jugada de Jonathan Pereira, dio las tres puntos al Real Betis ante el Granada.

el 27 ago 2011 / 22:01 h.

Jefferson Montero trata de driblar a Nyom (Efe).

El fútbol hizo justicia con el Betis, que celebró su retorno a Primera división con un merecido triunfo en el Nuevo Los Cármenes ante el también recién ascendido Granada CF, en un choque que los verdiblancos sentenciaron en los compases finales con un gol de Rubén Castro tras extraordinaria asistencia de Jonathan Pereira, a quien Mel había dado entrada minutos antes en una clara apuesta ofensiva que tuvo su recompensa.

Más allá de la victoria, lograda a base de insistencia y control del juego, sobre todo en la segunda mitad, el choque ante los granadinos deja buenas noticias para los béticos, sobre todo la constatación de que Mario está plenamente recuperado de su antigua lesión y puede ser un baluarte en el eje de la zaga bética, donde el oficio de Chica también hara mucho bien. Jefferson Montero, que tiene poco gol, demostró ser un consumado velocista y trajo por la calle de la amargura durante todo el partido a Nyom, aunque deberá aplicarse en los centros para que su trabajo sea más provechoso.

No conviene, sin embargo, extraer demasiadas conclusiones de este soñado (por la victoria, especialmente) retorno a Primera, pues enfrente estaba uno de los rivales a priori más flojos de la categoría, un Granada que logró el ascenso en el play-off tras acabar quinto la pasada liga regular en Segunda (a 15 puntos del Betis) y que aún ha de completar su plantilla con tres o cuatro fichajes antes de que expire el plazo el próximo día 31, tiempo que a buen seguro también aprovechará Stosic para completar el plantel con un par de incorporaciones (Santa Cruz y alguno más) que refuercen en especial la parcela ofensiva, que es donde anda más justo de efectivos el plantel bético, como ayer y durante toda la pretemporada ha podido comprobarse.

Vadillo titular. Pepe Mel le había prometido a Vadillo que contaría con él en Primera para hacerle recapacitar ante la jugosa oferta económica de la Fiorentina y ni corto ni perezoso le entregó la camiseta de titular en el estreno de Los Cármenes para que se convirtiera en el más joven de la historia del Betis en lucirla. Las molestias que arastró durante la semana Jorge Molina decidieron al valiente técnico a apostar por la juventud (16 años aún) y el descaro de Vadillo pese a lo complicado de la cita, pues en Granada habían preparado un ambiente de lo más caliente para celebrar el regreso a Primera después de 35 años. Un ambiente que debió acongojar a Pérez Lasa, pues de otro modo no se entiende que permitiera las reiteradas y alevosas faltas de los granadinos, que se quedaron sin ver media docena de tarjetas por la complacencia del guipuzcoano.

Rubén Castro, Salva Sevilla, Iriney y el propio Vadillo fueron las víctimas preferidas por Pamarot, Nyom, Mikel Rico y compañía, que a base de repartir estopa lograron cortocircuitar el juego de un Betis que pasó toda la primera parte intentando imponer su estilo sin conseguirlo.

Vadillo tardó en entrar en juego, aunque le dio tiempo de mostrar sus credenciales con una buena internada (26’) por la banda derecha y posterior centro al área que no fue gol porque Rubén Castro llegó unas milésimas tarde. Esa jugada, y un penalti posterior de Pamarot (27’) sobre el propio Rubén Castro que se tragó Pérez Lasa –luego ignoraría otro sobre Salva Sevilla en el 84’– fueron las mejores ocasiones de que gozó el Betis en la primera parte, en la que Casto (14’) tuvo quer lucirse para desviar un cabezazo envenenado de Mainz en la que a la postre fue la mejor de los granadinos en todo el partido.

Tras el descanso el dominio verdiblanco se fue haciendo cada vez más insistente y con la entrada de Jorge Molina ganó en presencia arriba, aunque no fue hasta la irrupción de Jonathan Pereira cuando se decidió el partido. Una brillante acción suya permitió a Rubén Castro continuar su idilio con el gol que empezó en la Liga Adelante y mantiene en la Liga BBVA, a la que ayer retornó el Betis por la puerta grande. Ganó quien más lo mereció y ese no fue otro que el Betis.

- Ficha técnica:

0 - Granada CF: Roberto, Nyom, Siqueira, Mainz, Pamarot (Yebda, m.46), Lucena, Mikel Rico, Abel Gómez (Martins, m.46), Dani Benítez, Jaime Romero (Mollo, m.66) e Ighalo.

1 - Real Betis: Casto, Chica, Nacho, Dorado, Mario, Iriney, Beñat, Salva Sevilla (Pereira, m.86), Montero (Alex Martínez, m.91), Vadillo (Jorge Molina, m.51) y Rubén Castro.

Goles: 0-1, m.88: Rubén Castro.

Árbitro: Pérez Lasa (Colegio vasco). Mostró tarjeta amarilla a los locales Pamarot y Dani Benítez; y a los visitantes Iriney y Dorado.

Incidencias: partido correspondiente a la segunda jornada de Liga en Primera división disputado en Los Cármenes 20.000 espectadores aproximadamente. Antes del inicio del partido se guardó un minuto de silencio por el reciente fallecimiento de una veterana socia del Granada CF.

  • 1