Deportes

El Betis inspira a Zorrilla

La afición, cual poeta vallisoletano, que da nombre al estadio de Pucela, mostró su romanticismo hacia el equipo verdiblanco apoyándolo hasta final.

el 06 oct 2014 / 09:13 h.

Real Valladolid- Real Betis. / Foto: LOF Los aficionados del Betis animando a su equipo en el estadio José Zorrilla. Foto: LOF El Romanticismo es un movimiento revolucionario, en todos los ámbitos vitales, que en el campo de las artes rompió con los esquemas establecidos en el Neoclasicismo, defendiendo la fantasía, la imaginación y las fuerzas irracionales del espíritu. Y en el ámbito de la literatura española destacó la figura de José Zorrilla (Valladolid, 21-02-1817; Madrid, 23-01-1893), que es uno de los grandes representantes del romanticismo legendario, con una inolvidable obra, Don Juan Tenorio, drama romántico de dos partes publicados por el autor vallisoletano (1844), cuyo nombre luce en el estadio del cuadro blanquivioleta. Un recinto en el que Valladolid y Betis no plasmaron las características de un drama –ya lo vivieron con el descenso–, ni la épica, otro gran género del poeta vallisoletano, ni la lírica. Ésta sólo fue puesta por el millar de béticos que estuvieron en las gradas del frío campo pucelano. Desde primera hora de la mañana fueron muchos los aficionados del conjunto verdiblanco que hicieron acto de presencia en la capital vallisoletana, después de una larga noche por la Ruta de la Plata. En autobuses y coches particulares se desplazaron cientos de béticos para no dejar solo a su equipo en una cita tan importante de cara al ascenso, pues el Betis On Tour comenzó en Sabadell y acabará en Tenerife, en la jornada 41. El que siente en verdiblanco es romántico de por vida, da igual en la división que juegue su Betis porque nunca lo dejará solo. ¿Qué pensaría José Zorrilla si hubiera conocido el romanticismo de la hinchada bética? A buen seguro que escribiría una obra con el drama que pasan los béticos aguantando la situación judicial por la que atraviesa el club, los dirigentes actuales que tiene la entidad, el nivel de la plantilla de medio campo hacia abajo, Velázquez que no termina de dar con la tecla... Da igual, el sentimiento es lo que ha perdurado, perdura y perdurará siempre, o acaso los béticos que conocieron al equipo de la Palmera en Tercera no lo pasaron peor que los de ahora. Todo esto sin olvidar que el aficionado del Betis no ve en su equipo ese romanticismo que él siente. No hay un líder en la directiva ni en el equipo y Velázquez tampoco cumple el perfil para ese papel. Pero da igual, los béticos están ahí siempre, y exigiendo,  como debe ser, porque si el Betis no hace bueno el punto ante Las Palmas y da buena imagen aparecerán, de nuevo, los pitos, las dudas... ¿Por qué? Porque el hincha verdiblanco es bondadoso y amigo de todos –casi siempre es bien recibido en cualquier ciudad a la que va–, como era Zorrilla, según su biógrafo, Narciso Alonso Cortés (poeta, español investigador e historiador literario). Los béticos no quieren más dramas, sino alegrías, volver a ver partidos épicos de su equipo y a jugadores como Edu, Joaquín, Alfonso y Jarni, entre otros. Ésos que hubieran permitido a Zorrilla crear una gran obra literaria, con una lírica cargada de sentimiento bético. Porque el Betis inspira a don José.

  • 1