Deportes

El Betis no ha ganado a ninguno de los cuatro últimos

Tras encadenar dos triunfos, el Betis había adquirido un nuevo rol en la Liga y su candidatura al ascenso era, tras un pésimo noviembre, de nuevo una realidad. 

el 07 dic 2009 / 20:46 h.

Sergio García lamenta una ocasión malograda ante el Real Unión

Sin embargo, el Murcia de José González privó a los discípulos de Antonio Tapia de la tercera plaza, multiplicó las desconfianzas en Heliópolis y, además, prolongó la maldición de los colistas.

El conjunto verdiblanco no ha sido capaz de vencer a ninguno de los cuatro últimos clasificados, ya que Real Unión y Celta igualaron en el Ruiz de Lopera y Castellón y Murcia desnudaron al once de las trece barras a domicilio. En el capítulo ofensivo sólo ha marcado dos goles en los cuatro encuentros y ha encajado un total de cinco.

El primer indicio de crisis que emitió el escuadrón de Tapia fue, precisamente, ante el Real Unión. Los vascos arañaron un empate en el feudo heliopolitano gracias a un solitario gol de Abasolo en las postrimerías del choque (1-1).

En la siguiente comparecencia fue el entonces colista, el Castellón del debutante Tintín Márquez, el encargado de sangrar aún más la herida con un autogol de Emana (1-0).

El Celta también sobrevivió en plena crisis ante los hispalenses en zona andaluza (1-1) y el domingo el Real Murcia fue capaz de oxigenar su corazón a costa de un equipo sin alma (2-0) merced a los tantos de Capdevila e Isaac.

Otro dato especialmente grave es la ineficacia ofensiva exhibida ante los rivales de la zona peligrosa. Pese a ser el conjunto más certero de Segunda -24 goles-, el Betis sólo ha celebrado dos dianas en los encuentros ante los cuatro últimos -una ante el Celta y otra ante el Real Unión-.

Y, además, suele mostrarse alarmantemente débil en defensa, ya que ha encajado un total de cinco en cuatro encuentros -el promedio defensivo es de 1,25 goles encajados por cita y el ofensivo es de 0,5 a favor-.

De esa forma, es, sin duda, muy definitorio un dato. El plantel heliopolitano no logra vencer a un colista desde el 20 de diciembre de 2006, cuando se impuso en el Nou Estadi en Primera División al Nástic (0-1), curiosamente su próximo rival.

El único triunfo desde 2006

Aquella tarde, los pupilos de Javier Irureta vencieron gracias a un solitario gol de Assunçao. Desde entonces, un empate -1-1 ante el propio Nástic en el Ruiz de Lopera en la 06/07-, y cuatro derrotas -4-3 y 0-1 ante el Levante en la 07-08 y las de Murcia y Castellón en el presente ejercicio-.

Otro dato curioso es la ausencia de jerarquía del once verdiblanco ante rivales de la zona alta o, incluso, ante equipos cuyo objetivo es el ascenso a Primera División. De los que actualmente habitan en las diez primeras plazas, el cuadro del Ruiz de Lopera ya se ha medido a cuatro de ellos y sólo ha derrotado a uno, el Córdoba de Alcaraz -3-0 en el estreno de la competición-.

No fue capaz de doblegar al Hércules, segundo, ante el que cedió (3-2) en el Rico Pérez en la segunda cita de la Liga, el Cartagena, tercero, en la jornada 5 (0-0), y el Elche, sexto, en la 13 (3-0).

Y otra estadística que es especialmente sugerente es que la zona del Levante español es un caladero vetado para el conjunto de Antonio Tapia, que ha firmado allí sus cuatro derrotas de la Liga. Ha perdido ante Hércules, Elche y Castellón en Valencia y ante el Murcia en la ciudad autonóma.

  • 1