Deportes

El Betis, obligado a romper una racha de casi tres meses sin ganar en Liga

Los verdiblancos cerrarán el año a uno o dos puntos de la permanencia si ganan al Almería, o a cinco o seis si pierden. Garrido dará la convocatoria este sábado.

el 20 dic 2013 / 23:18 h.

BETIS 13-14Después de sumar solo dos pírricos empates en las nueve últimas jornadas de Liga, de ser goleado en sus cinco últimas salidas y de ser incapaz de ganarle en casa a rivales de la talla del Lleida, el Rijeka o el Rayo, al Betis no le queda otra que ganarle esta tarde al Almería y tratar de revertir una dinámica que lo conduce irreversiblemente a Segunda división a no ser que se le ponga freno de forma inmediata. A la voz de ya. Lo de este Betis tiene muy dificil explicación. Ayer mismo se hacía público un informe que situaba a su plantel de futbolistas de 2013 entre los 100 más valiosos del mundo y octavo de España, lugar que ocupaba en las apuestas al arrancar la temporada. Sin embargo, estos mismos futbolistas son incapaces de ganarle absolutamente a nadie, ni siquiera a un rival de Segunda B como el Lleida que a los diez minutos de partido perdía 2-0 y fue capaz de remontar el pasado miércoles un choque copero que en vez de servir para calmar los ánimos vino a disparar todas las alarmas, por si alguien no se había enterado de que llevan tiempo sonando. De aquel 1-0 al Villarreal del pasado 29 de septiembre dentro de una semana hará ¡¡tres meses!! y el Betis no ha vuelto a ganar un partido de Liga: su bagaje es paupérrimo, 2 puntos sumados de 27 (dos empates y siete derrotas), cantidad que como mínimo cuadruplican los tres peores del resto de equipos en este periodo de nueve partidos, Málaga, Espanyol y Valencia, todos los cuales han sumado 8 puntos, por no hablar de otros rivales directos como Valladolid y Celta (9), Almería, Levante y Rayo (10), Elche y Osasuna (11), Granada (12) o Getafe (13). Casi ninguno de los doce citados –salvo el Valencia y quizá el Getafe– partía en verano con mejores perspectivas que el Betis, pero el hecho evidente es que la campaña de los verdiblancos está siendo desastrosa, por mucho que permanezca como único equipo andaluz que se mantenga vivo en las tres competiciones. Está claro que se han cometido muchos errores y ha hecho bien el presidente Guillén en reconocerlo, entonar el mea culpa y hacer un llamamiento a la unidad para tratar de sacar el barco a flote, ese barquito de papel que a las primeras de cambio se hunde ante cualquier adversidad, como el propio Juan Carlos Garrido ya ha reconocido tras constatar la fragilidad del bloque en los partidos que ha dirigido ante Lleida (dos), Rijeka y Real Sociedad, a cual más decepcionante. Ni antes con Mel ni ahora con Garrido está ofreciendo el Betis señales que induzcan al optimismo, pero en esto del fútbol muchas veces basta un golpe de timón, un viraje del viento, para que lo negro se vuelva blanco y viceversa. Pese a lo rematadamente mal que lo está haciendo el equipo apenas son cuatro puntos los que lo separan de la permanencia, que quedarían reducidos a dos o a uno de ganar hoy al Almería, rival directísimo que le antecede en la clasificación, pues Celta y Osasuna se enfrentan entre sí en Balaídos. En caso de derrota, eso sí, se abriría un precipicio de cinco o seis puntos respecto de la permanencia. Es lo que buscan hoy los béticos, ganar un partido como sea, dar caza a un rival directo en la clasificación y afrontar el parón invernal con la esperanza de que pueden llegar tiempos mejores a poco que se dejen de cometer errores imperdonables y al plantel lleguen algunos refuerzos de garantías. Hay tiempo para revertir la situación porque la Liga no ha llegado aun ni al ecuador, pero la necesidad de volver a sumar de tres en tres es acuciante en grado extremo. Todos los béticos lo saben y hoy seguro que apoyarán sin desmayo a su equipo, como llevan haciendo toda la temporada a pesar de los innumerables sinsabores sufridos, que incluso han dado pie a la reaparición de viejos fantasmas, que llevaban años escondidos. La sola irrupción de personajes tan nefastos en la reciente historia del Betis seguramente sirva para unir más a una afición curtida en mil batallas a la que es difícil manipular y tiene muy claro quién es el enemigo. LA CONVOCATORIA, ESTE SÁBADO Juan Carlos Garrido no ofreció ayer la lista de convocados, pendiente de la evolución de varios jugadores que arrastran molestias y no están en plenitud de condiciones, por lo que será hoy cuando la dé a conocer tras una suave sesión matinal de entrenamiento. El equipo que cuenta con más visos de ser el titular, tal y como están las cosas, es el compuesto por: Andersen; Chica, Paulao, Jordi, Nacho; Vadillo, Lolo Reyes, Salva Sevilla o Nono, Juan Carlos; Rubén Castro y Jorge Molina. Real Betis: Andersen, Chica, Paulao, Jordi, Nacho; Vadillo, Lolo Reyes, Salva Sevilla o Nono, Juan Carlos; Jorge Molina y Rubén Castro. UD Almería: Esteban; Nelson, Trujillo, Torsiglieri, Dubabier; Ramón Azeez, Verza; Aleix Vidal, Soriano, Suso, y Óscar Díaz. Árbitro:Juan Martínez Munuera Estadio: Benito Villamarín. Hora: 18. TV: Canal Plus Liga / Gol T.  

  • 1