Deportes

El Betis pide a su afición que no le deje 'solo'

El Betis destacó ayer en sus propios medios que la campaña de renovación de abonos, inaugurada el día 1, marcha "a un ritmo magnífico", pero al mismo tiempo reconoció que el descenso puede afectar a los aficionados. "El buen bético nunca deja a su equipo solo", remató a modo de advertencia.

el 16 sep 2009 / 05:55 h.

El Betis destacó ayer en sus propios medios que la campaña de renovación de abonos, inaugurada el día 1, marcha "a un ritmo magnífico", pero al mismo tiempo reconoció que el descenso puede afectar a los aficionados. "El buen bético nunca deja a su equipo solo", remató a modo de advertencia.

El descenso del Betis a Segunda División es una catástrofe desde todos los puntos de vista habidos y por haber. Las repercusiones económicas, evidentemente, son las más importantes después de las deportivas. Los ingresos en la categoría de plata son mucho menores que en Primera y los clubes tienen que buscar recursos debajo de las piedras. El Betis, sin euros procedentes de la televisión por ahora, suele aferrarse en trances así al único tesoro que permanece invariable a lo largo del tiempo y las circunstancias: su afición. En términos económicos, los abonados. En el club, sin embargo, andan temerosos por el perjuicio que el descenso pueda causar en este capítulo y consideran improbable que se mantenga el nivel de socios. El año pasado hubo unos 38.000.

La prueba de esta inquietud es que el Betis, en un hecho algo insólito en su historia reciente, hizo ayer un llamamiento a sus aficionados para que renueven o adquieran su abono, aunque prefirió encabezar el comunicado recalcando que la campaña de renovación "marcha a un ritmo magnífico". "Se están repartiendo hasta 250 números por día", añadió la entidad en su página web, donde también recuerda que los carnets pueden conseguirse a través de internet, por teléfono y en una caja de ahorros.

Lo llamativo del asunto es que el Betis, una vez que se felicita por el ritmo pero sin dar datos concretos, reconoce que la caída a Segunda puede tener una mala influencia en la predisposición de los béticos. "El Betis es conocedor de que el descenso ha afectado la moral del seguidor, pero sabe que el buen bético nunca deja a su equipo solo", advierte.

El club de Heliópolis también hace un aparte para las peñas que ya han renovado sus abonos. "Un gran número de ellas ya lo ha hecho y ha demostrado que nada ni nadie puede con la ilusión de ver de nuevo al Betis ascender y pelear de nuevo en los próximos años entre los grandes del fútbol español", proclama.

Los aficionados que duden de si renovar o no su carnet todavía tienen tiempo para recapacitar, ya que el plazo para mantener la misma localidad en el estadio acaba el 14 de agosto.

  • 1