martes, 11 diciembre 2018
00:07
, última actualización
Deportes

El Betis pierde su eje titular y se queda con sólo dos centrales sanos

Se confirma la baja de Paulao, así que Dorado estará acompañado en Málaga por Amaya, que lleva tres meses y medio sin jugar.

el 29 mar 2012 / 19:16 h.

Amaya (al fondo) y Dorado, en el Betis-Mallorca.
Los malos presagios que se cernían sobre Paulao desde el día después del empate contra el Racing se cumplieron ayer y se añadieron a una nueva noticia sobre Mario, al que los médicos han propuesto que sea intervenido quirúrgicamente la próxima semana tras comprobar que la estrategia conservadora no resuelve sus problemas musculares, y a la baja de Ustaritz, al que el martes se le retiró el yeso del tobillo donde sufrió un esguince de grado 2. En otras palabras, el Betis pierde a dos centrales para Málaga y Pepe Mel se queda con la mitad de la nómina en esa posición, ya que sólo tiene a otros dos en condiciones de competir, Amaya y Dorado. Será la quinta vez que este dúo sea titular y su balance hasta ahora es positivo: tres victorias (1-0 ante el Mallorca, 4-3 sobre el Zaragoza y 0-2 contra el Atlético de Madrid) y una derrota (4-1 en el Bernabéu).

El equipo heliopolitano, por tanto, ve cómo se deshace la pareja de centrales titulares de las últimas ocho jornadas, desde la victoria ante el Athletic hasta el empate contra el Racing. Se habían consolidado Paulao y Dorado, pero el brasileño se lesionó la rodilla izquierda en un choque con el portero del Racing. Sufre una elongación y de momento sólo trabaja en el gimnasio. De hecho, también es duda para el compromiso del sábado 7 de abril ante el Villarreal. Su ausencia dará una nueva oportunidad a Amaya, que a su vez regresa a la formación tras un largo periodo de baja. Tres meses y medio sin jugar acumula ya el madrileño, cuya última aparición data del 18 de diciembre en el Vicente Calderón.

"La baja de Paulao es importante sobre todo porque se había acoplado bien y estaba ofreciendo un buen rendimiento, pero aquí estamos todos preparados para jugar en cualquier momento", dijo ayer Dorado. "Es normal que la gente esté preocupada, pero esta plantilla está curtida en mil batallas", apostilló.

TRES DUDAS. El médico y Mel están pendientes de otros tres jugadores. Iriney (esguince de tobillo) y Beñat (contractura en el sóleo) jugarán casi seguro, según el doctor Tomás Calero. Y falta Fabricio, aún dolorido por la artritis en dos dedos de la mano izquierda que sufrió ante el Racing. "Se entrena pero no hace manos. Las molestias le durarán dos o tres semanas, aunque no creo que tenga ningún problema para jugar", explicó el galeno. Mario, por cierto, se ha mostrado "receptivo" a la propuesta para que sea intervenido. Estaría un mes de baja y quizá podría jugar las dos o tres últimas jornadas.

  • 1