Deportes

El Betis quiere confirmar en Girona su recuperación

El Betis se mide en Girona a una de las revelaciones ligueras con su arsenal ofensivo apto. Los jugadores lucirán en la manga el ‘26' de Miki Roqué, aquejado de un tumor.  

el 11 mar 2011 / 20:28 h.

Emana sostiene una camiseta de Miki Roqué.

Con el aliciente de haber sumado 7 puntos de los últimos 9 posibles y la sensación de haber recobrado la fiabilidad de la primera vuelta, el Real Betis de Pepe Mel se mide en Montilivi al Girona, una de las revelaciones ligueras tras sellar su candidatura al play-off. 

El once de La Palmera viajó ayer pletórico de moral y con la firme idea de continuar con su escalada hacia el liderato, un anhelo para el que deberá luchar con Celta y Rayo, que esta jornada afrontan encuentros de relevancia ante Villarreal B y Granada, respectivamente. La goleada lograda ante Las Palmas supuso el final de un capítulo semanal de notable alto y significó la confirmación de la evolución exhibida anteriormente ante Albacete y Ponferradina.

El Girona de Raúl Agné, tipo de verbo fácil y fútbol práctico, será el nuevo obstáculo del Betis en su camino hacia el éxito. El once de La Palmera deberá asumir los riesgos necesarios para ganar en los territorios más hostiles hasta el final de la campaña.

Mel duda si alinear el 4-2-3-1 con Emana en la mediapunta y Jorge Molina en ataque y el canario Rubén Castro y Ezequiel en la banda, o con Salva Sevilla, apercibido, erigido en creador y el canario en el costado, en detrimento de Ezequiel.

El notable potencial local, unido a las inclemencias del tiempo -anuncian precipitaciones intensas en la franja horaria del partido-, propiciará que Mel recurra a la intendencia verdiblanca más fiable.

El madrileño deberá diseñar el once inicial con las ausencias de Momo, Roversio, Miguel Lopes, Miki Roqué y Odonkor. Casto repetirá en la meta, y en la defensa la responsabilidad será para Isidoro y Nacho en las bandas y Dorado y Belenguer en la zaga.

El doble pivote será propiedad de Beñat e Iriney, pareja que, a priori, recibirá el apoyo de Ezequiel y Rubén Castro en las bandas. Emana, en la mediapunta, y el alicantino Jorge Molina, erigido en '9' nato, serán los encargados de fabricar el gol con el que paliar una ya alarmante sequía a domicilio.

Los de La Palmera no vencen ejerciendo de visitante desde el 18 de diciembre, cuando se impusieron a un deprimido Tenerife con goles de Rubén y Emana, bigoleador (0-3). Hoy, además del valioso botín en litigio, existe una razón de peso para lograr el triunfo: Miki Roqué.

El ilerdense, aquejado de un tumor en la pelvis, se ha retirado de forma preventiva y provisional del fútbol y será un espectador más en Montilivi. Sus compañeros de vestuario lucirán en la manga su '26', detalle que ayer recibió el beneplácito de la Liga de Fútbol Profesional (LFP).

El excelente ambiente será uno de los aliados del cuadro andaluz, que recibirá el oxígeno de más de 2.000 peñistas de la zona del Mediterráneo que viajarán hacia la capital de la Comarca del Gironés desde horas antes del encuentro. Ya en el episodio anterior hubo un desplazamiento masivo de aficionados verdiblancos y triunfo incontestable gracias a los goles de Mariano Pavone y Sergio García. Las inclemencias meteorológicas, empero, han originado la suspensión de los numerosos actos de animación previos que se iban a celebrar en la explanada anexa al recinto.

Moha, baja.

En las filas locales, el ex recreativista Raúl Agné, que el anterior domingo experimentó en su piel una cura de humildad a manos de un Recre en desplome clasificatorio, deberá dibujar el once inicial sin Moha, aquejado de unas continuas molestias en la zona de los isquiotibiales. Así, el técnico catalán, que dirigirá una última sesión de entrenamiento esta misma mañana, dispondrá a Keko y el goleador Jandro en las bandas, mientras que Peragón y Despotovic, que ya han celebrado 19 goles en Liga, serán titulares en la definición. 

  • 1