Deportes

El Betis rechaza "categóricamente" por "infundado" el informe pericial sobre el presunto fraude de Lopera

Las diligencias del caso se encuentran en estos momentos en el Juzgado de Instrucción número 6 de Sevilla que dirige la juez Mercedes Alaya.

el 26 mar 2010 / 13:44 h.

El Betis anunció hoy, mediante un comunicado, que rechaza "categóricamente" por "infundadas" las conclusiones de la primera parte del informe pericial elaborado por técnicos de Hacienda, que cifran en no menos de 11 millones de euros el presunto fraude en el que habría incurrido el máximo accionista de la entidad, Manuel Ruiz de Lopera, en su gestión del club durante el periodo 1993-98.

Como se recordará, las diligencias del caso se encuentran en estos momentos en el Juzgado de Instrucción número 6 de Sevilla que dirige la juez Mercedes Alaya.

En este sentido, y una vez conocida el citado informe, desde el Betis se indica que "se rechazan categóricamente, por infundadas y carentes de rigor, las consideraciones y conclusiones" a las que llega el mismo "sobre los supuestos perjuicios ocasionados al Real Betis Balompié SAD por TEGASA", empresa que se vincula al propio Lopera.

Igualmente, se recuerda que constituye una grave irregularidad que, habiéndose ordenado judicialmente un estudio sobre el conjunto de relaciones económicas entre el Betis y la propia TEGASA y otra empresa vinculada a Lopera, como es ENCADESA, el informe "deduzca unas conclusiones tras un análisis parcial e incompleto de tales relaciones".

A este respecto, en el Betis considera que los peritos tan sólo han dictado "un primer informe, de carácter provisional y reversible, a cuyo efecto no han tomado en cuenta todos los hechos y documentos puestos a su disposición, desde hace casi dos años, entre ellos los de liquidación de relaciones entre las citadas entidades".

Por esto, se destaca que "reflejo de tan improcedente actuación es que el informe termina formulando la insólita advertencia de que sus conclusiones deben entenderse 'sin perjuicio de que se pudiera demostrar lo contrario, o que del análisis de las temporadas 1999/2000 a la temporada 2006/2007 se dedujera algún ajuste no analizado a la fecha, prueba de contrario (sic) que sería analizada por esta pericia por si hubiera lugar a cualquier rectificación'".

La argumentación ofrecida por el Betis que, como se recordará, sigue controlado por Lopera, estima que es incomprensible y censurable que los peritos "despreciando absolutamente las previas resoluciones de la Audiencia Provincial y de la propia juez instructora" dediquen parte del informe a la adquisición por FARUSA, en 1992, de su paquete de acciones del Real Betis Balompié SAD.

Además, se critica que se realicen sobre estos hechos "afirmaciones radicalmente falsas y contrarias a los hechos declarados probados por la Audiencia Provincial de Sevilla en resolución firme".

Por último, el comunicado de la entidad bética precisa que el informe, además de las irregularidades referidas, contiene "valoraciones subjetivas y realiza imputaciones carentes de un mínimo fundamento y rigor". En consecuencia, advierte el club, "está siendo objeto de valoración la depuración de las eventuales responsabilidades, penales o civiles, en que pudieren haber incurrido sus autores".

  • 1