Deportes

El Betis sale vivo de un 'Tourmalet' que acecha a sus rivales

Cuerpo técnico y jugadores del Real Betis pueden respirar algo más tranquilos. El equipo ha superado por segunda vez el Tourmalet con unos datos aceptables. Ahora toca ganar y ganar para evitar más sobresaltos de los debidos.

el 15 sep 2009 / 23:28 h.

Cuerpo técnico y jugadores del Real Betis pueden respirar algo más tranquilos. El equipo ha superado por segunda vez el Tourmalet con unos datos aceptables. Ahora toca ganar y ganar para evitar más sobresaltos de los debidos.

La actualidad del Real Betis dio un cambio radical en el minuto 37 del encuentro jugado ante el Villarreal. Cazorla no hacía por muy poco el 0-3 ante un rival noqueado y todo se transformó gracias a que ese balón salió rozando el palo y no entró en la meta defendida por Ricardo. A partir de esa jugada, el conjunto verdiblanco se rebeló contra un destino que se iba a llevar por delante a Francisco Chaparro y desplegó un fútbol veloz y vertical que le llevó a empatar el partido y casi a ganarlo.

La personalidad del Betis va ligada a esa irregularidad que no le permite estar en los puestos altos de la tabla, pero que sin embargo también provoca en su vertiente positiva que sea capaz de sacarle 5 puntos a los cuatro mejores equipos de la Liga española. El Tourmalet, paso montañoso de los Pirineros franceses recorrido en el Tour, tiene una nueva acepción en la Liga española como el enfrentamiento de una tacada ante Barcelona, Madrid, Sevilla y Villarreal. El Betis ya lo ha superado en las dos vueltas del Campeonato con un resultado dispar. Si en la primera mitad del torneo tan sólo logró 1 punto, ahora ha obtenido 5 como producto del triunfo contra el Sevilla y los empates ante Barcelona y Villarreal. Un total de 5 puntos que provocan que el Betis sea el equipo que junto al Getafe ha logrado más botín ante los grandes de los clasificados entre el puesto diez y el veinte.

Sólo hay que mirar lo realizado por los rivales del conjunto helipolitano para constatar que los enfrentamientos ante los mejores de la Liga determinarán mucho lo que suceda en los sótanos de la tabla. Equipos como Athletic Club, Recreativo o Numancia no fueron capaces de sacar ni un punto ante los grandes, mientras que Osasuna logró dos y Almería o Mallorca, uno. Todo esto fue durante la primera vuelta, pues en la segunda Racing y Sporting han mejorado sus prestaciones en el Tourmalet al sacar 4 y 3 puntos respectivamente cuando en la primera lograron 2 y 0.

La caprichosa confección del calendario hace que el Betis sienta cierto desahogo y sus rivales comiencen a prepararse ante lo peor. El primero de ellos, el Almería, que después de levantar la cabeza con la llegada de Hugo Sánchez se prepara para lo más duro con el primer enfrentamiento ante el Sevilla el próximo domingo (siete de la tarde en Nervión). Posteriormente, serán el Málaga, Valladolid, Recreativo, Osasuna y Mallorca los que tengan que cargar con el duro tributo que les depara el calendario.

Los aceptables resultados obtenidos por el Betis en este tramo tan duro de la competición han venido avalados por el buen trabajo de todos (salvo lógicamente el desastre del Santiago Bernabéu) y la aportación de un futbolista que ha venido más implicado que nunca. Se trata de Ricardo Oliveira, quien debutó en el derbi de Nervión con un gol que a la postre significó la victoria (1-2). Fueron los primeros momentos de gloria de un delantero que volvió a marcar ante el Barcelona en el siguiente choque, aunque su diana fue anulada por un evidente fuera de juego tras pase de Mark González. En el Santiago Bernabéu fue el único jugador que se salvó de la quema general, anotando el gol del honor de su equipo, mientras que contra el Villarreal hizo el tanto del empate, lanzó otro balón al larguero y fue un incordio constante por su peligrosidad y velocidad.

El cuerpo técnico le ha concedido todos los galones a Oliveira, hasta el punto de que se ha convertido en el gran motivador de sus compañeros. Hay un detalle que revela su importancia dentro del grupo. En el tramo final del encuentro ante el Villarreal, Odonkor se encaró con Eguren y fue el brasileño el que llegó para poner paz y retirar a su compañero. Oliveira, y Sergio, son los grandes avales del Betis.

  • 1