Deportes

El Betis se hace grande por ley

Sus abogados logran que Apelación perdone a Amaya y siguen abrillantando así un muy buen historial.

el 23 mar 2013 / 00:07 h.

amayaEl Betis continúa sin suerte con los arbitrajes, pero sus nuevos servicios jurídicos están siendo tan eficaces que arreglan muchos de los desaguisados organizados por los señores colegiados. En 2009, el aún bético Juande se apropió de una reflexión que se hacían muchos aficionados:“No sé por qué nunca nos quitan tarjetas”, se preguntó. Cuatro años después, el club verdiblanco se ha acostumbrado a que los comités federativos respeten y atiendan sus alegaciones y recursos. El último ejemplo es la expulsión de Amaya en el partido contra el Valencia, revocada ayer por el Comité de Apelación después de que sus primos hermanos de Competición despreciaran las alegaciones del Betis. Fue la única protesta que admitieron ayer, ya que rechazaron todas las demás, del Levante, el Celta y el Athletic. Se trata de la tercera amonestación a un jugador verdiblanco que los comités anulan esta temporada. Antes se beneficiaron el propio Amaya, al que quitaron la segunda amarilla que vio contra el Valladolid por un error de Pérez Lasa en la redacción del acta; y Nono, al que Competición quitó una amarilla ante Osasuna. En el caso de Amaya se da la curiosidad de que ha visto cinco amarillas y dos rojas pero no se ha perdido ni un partido por sanción. Ahora está apercibido, ya que en el cómputo definitivo acumula cuatro amarillas. Y hay otro logro de los juristas: en la 7ª jornada hubo un apagón antes del Betis-Real Sociedad, hecho susceptible de ser sancionado, pero el club alegó que afectó a todo el distrito y evitó la multa; en ese mismo choque, el árbitro denunció un puntero láser, pero las alegaciones impidieron el castigo. En el caso de la expulsión de Amaya en Mestalla, Apelación rectifica a Competición y también al árbitro del encuentro, César Muñiz Fernández, aunque admite que resultaba muy difícil discernir si hubo falta de Amaya o de Soldado. “La acción sucede de manera tan rápida que se reconoce por parte de este Comité la extrema dificultad para su apreciación sobre el terreno de juego por parte del árbitro, ya que para su correcta apreciación, y de la prueba aportada, la jugada ha debido ser ralentizada”, explican los juristas de Apelación (José Mateo, Arturo Manrique y Carlos González). Esa ralentización de la jugada es la clave del vídeo que el Betis envió primero a Competición y después a Apelación. La diferencia es que el primer comité consideró que la prueba era “de mala calidad y poca duración”. Las imágenes, sin embargo, no podían ser más nítidas. En la imagen superior puede verse el momento clave, cuando Amaya anticipa su pierna izquierda a la derecha de Soldado, de modo que es el delantero quien hace falta. Así lo reconoce Apelación: “Se acredita de manera clara e indubitada que la acción es de anticipación clara a la ejecución pretendida por el jugador contrario, produciéndose la caída por el simple contacto con la pierna izquierda del jugador recurrente y no como consecuencia de una acción de éste. La anterior conclusión solamente ha podido llevarse a efecto a través de la prueba aportada al expediente federativo”, dicen los letrados, que también valoran que el Betis no intentase convencerlos de que no era una ocasión clara de gol. DOS AÑOS ASÍ. El hombre clave de los servicios jurídicos es su director, José Francisco Ruiz. Especialista en Derecho Deportivo, fue fichado en la primavera de 2011 junto a María Colomo, ambos procedentes de la Federación Andaluza, y para empezar logró que a Mel le quitasen una amarilla que vio en Córdoba por invadir el terreno de juego para protestar una decisión arbitral. Ruiz persuadió a los comités alegando que el míster había abandonado el banquillo para evitar que los aspersores, que se pusieron en marcha en pleno partido, lo mojasen por completo. El año pasado también consiguió que a Rubén Castro le retirasen la quinta amarilla de la campaña, en Anoeta por simular una falta, con lo que pudo jugar el domingo siguiente contra Osasuna... y marcó el gol del triunfo. Una de las claves del éxito es la selección a la hora de recurrir. El Betis ya no alega por todo, como antes. El porcentaje de acierto es tan alto que esta temporada sólo constan dos suspensos: las expulsiones de Perquis y Campbell ante el Atlético y la amarilla que vio Beñat en Anoeta.

  • 1