Deportes

El Betis se sitúa ante la rampa de despegue

Tras enfrentarse a varios de los gallitos de Segunda, los verdiblancos enlazan cuatro choques ante equipos de la zona baja y con los que, excepto el Castellón, apenas se han enfrentado.

el 09 oct 2009 / 20:31 h.

Emana salta con Iglesias, del Real Unión.

El duelo ante el Real Unión de Irún dará el pistoletazo de salida a un periplo en el que el Betis, exceptuando el Castellón, se enfrentará a equipos casi desconocidos para los verdiblancos y que, además, ocupan en la actualidad puestos de la zona baja de la tabla.

Dos recién ascendidos y uno que lo hizo hace dos temporadas esperan a los verdiblancos en las próximas citas. Entre medio el Castellón, un clásico de la categoría que ha coincidido con el Betis hasta en diecisiete temporadas contando la actual -cuatro en Primera-, pero que es último y sólo suma un punto.

El que inicia este recorrido por la zona baja de la tabla es el Real Unión de Irún, un histórico que marcha décimo tercero en su regreso a la Segunda división tras disputarla por última vez en la 64-65. El equipo guipuzcoano cumple su undécima temporada en la categoría de plata del fútbol español, e incluso disputó cuatro ediciones de la Liga de Primera división en los albores de la competición. Pero, curiosamente, los del Stadium Gal no han jugado ni una sola vez en partido de Liga contra el Real Betis. Su primer descenso a Segunda coincidió con el primer ascenso verdiblanco, por lo que se cruzaron en el camino y, en las temporadas en las que han coincidido en la división de plata, los irundarras quedaron siempre encuadrados en el grupo del norte y los heliopolitanos en el del sur. De hecho, desde que en 1968 dejaron de existir dos grupos en Segunda división el Real Unión no había vuelto a disputarla. En Copa del Rey, una competición en la que el equipo fronterizo ha logrado cuatro entorchados -los mismos que el Sevilla FC-, sí se enfrentaron el pasado año, ganando los hispalenses los dos duelos por la mínima.

La semana que viene el Betis viajará para enfrentarse al Castellón, actual farolillo rojo y al que no se medía desde hace quince años. Ha jugado dieciseis veces en la localidad valenciana, y sus números en Segunda no son nada malos. De doce partidos ganó cinco, empató cuatro y perdió tres.

CASI INÉDITOS. Antes de enfrentarse al Betis, los blanquinegros lo harán con el Girona que, a la postre, será el rival verdiblanco después de jugar en Castalia. La visita a capital gerundense será la segunda en la historia del club de La Palmera, pues sólo se han medido en la 40-41, en un duelo que ganaron los locales por 1-0. A partir de la temporada siguiente, la Segunda se dividió en dos grupos y nunca más volvieron a coincidir, pues la travesía del Girona por el desierto se inició en 1959 y no regresó a la elite hasta 2008. Los gerundenses han firmado un mal inicio y ocupan en la actualidad la vigésima plaza con un cero en el casillero de victorias.

Tras las dos jornadas fuera de casa, el Betis regresará a Heliópolis para medirse por primera vez en su historia al filial del Villarreal, debutante en la categoría y décimo séptimo clasificado. Ya en noviembre volverán los clásicos, pues le toca visitar el siempre difícil Ramón de Carranza gaditano. Después de enfrentarse a varios gallitos, el Betis debe y dispararse en la tabla.

  • 1