sábado, 16 febrero 2019
21:22
, última actualización
Deportes

El Betis se sostiene por su nivel como visitante

El Betis de Víctor ha logrado fuera de casa cuatro puntos más que en casa. Un problema, ya que le faltan más partidos como local que como visitante.

el 16 may 2010 / 20:53 h.

Nelson, Pereira y Emana celebran el gol de Córdoba.
El Betis zanjó en Tarragona dos rachas a cual más lamentable, una de un mes sin ganar ningún partido (desde el 10 de abril ante el Cádiz) y otra de dos meses sin lograr el triunfo fuera de casa (desde el 13 de marzo en Irún). Aunque en cantidad sea más llamativa la serie como visitante, en realidad es ahí donde el Betis de Víctor Fernández está poniendo los cimientos en que se asientan sus posibilidades de ascender, porque es lejos de Heliópolis donde más fiable, dentro de lo que cabe, está siendo el equipo del técnico maño. La mejor prueba es que son más los puntos que ha obtenido fuera de casa que en su propio estadio desde que el aragonés está al frente del timón. En estas dieciséis jornadas, el Betis ha jugado ocho partidos como local y otros ocho como visitante y el balance es de 12 puntos de 24 en casa y 16 de 24 fuera de ella.

La regularidad del Betis en esta segunda vuelta como forastero es encomiable. Son ya cuatro triunfos (0-1 en Córdoba, 1-2 en Cartagena, 1-3 en Irún y 0-1 en Tarragona), cuatro empates (1-1 en Huelva, 2-2 en Villarreal, 1-1 en Vigo y 1-1 en Las Palmas) y ninguna derrota. En La Palmera, sin embargo, sólo ha ganado tres veces (3-1 al Rayo, 2-0 al Castellón y 4-0 al Cádiz), ha empatado otras tres (1-1 con el Hércules, 0-0 ante el Albacete y 1-1 contra el Murcia) y ha perdido dos (0-3 con el Elche y 0-1 con el Girona). El balance global de Víctor en el Betis, por tanto, es de ocho victorias, siete empates y apenas dos derrotas en toda la segunda vuelta. Son la mitad de las derrotas que sumaba Antonio Tapia a estas alturas.

Los ocho partidos consecutivos fuera de casa sin una sola derrota constituyen una racha que, de hecho, no consiguió el Betis en ninguno de sus diez ascensos anteriores a Primera (00-01, 93-94, 89-90, 78-79, 73-74, 70-71, 66-67, 57-58, 41-42 y 31-32). Y en un análisis global, tanto en Primera como en Segunda, es la primera vez que el Betis acumula tantas jornadas consecutivas sin perder como visitante desde la histórica campaña 96-97, en la que la escuadra de Lorenzo Serra Ferrer permaneció invicta durante doce desplazamientos seguidos.

El problema del Betis, aunque en teoría no debería ser tal, es que de aquí a la clausura del campeonato le quedan más partidos como local (tres: Real Sociedad, Numancia y Levante) que como visitante (dos: Huesca y Salamanca). En Heliópolis sólo se ha quedado uno de los seis últimos puntos en juego (empató con el Murcia y antes cayó ante el Elche). Mejorar ese nivel es el próximo reto del Betis.

  • 1