domingo, 21 abril 2019
08:22
, última actualización
Deportes

El Betis se subió al último tren del ascenso

Todos los indicios hacen ver que, al margen de lo que hagan hoy Hércules y Real Sociedad, los equipos que quieren ascender van a hacer desde ya las mínimas concesiones. Véase cómo pican espuelas Cartagena, Levante y Numancia. En esta situación, el Betis se ha subido al último vagón de Primera… justo a tiempo.

el 13 mar 2010 / 21:10 h.

Una racha de tres victorias consecutivas (nueve puntos) y un total de siete partidos sin perder a las órdenes de Víctor Fernández Braulio sólo le da al Betis hasta ahora para colocarse a tres puntos del puesto más cercano de ascenso directo: el del Cartagena. Y esto, en cerradísima lucha con Numancia y Levante, cuyos triunfos delatan sus intenciones: se acabaron los regalitos. El que quiera el ascenso, que aprenda a ir a buscarlo casi como los toreros antiguos buscaban los cortijos: en la punta de los cuernos más astifinos.

La pregunta viene sola: si esto va así con nueve puntos consecutivos y 15 puntos sobre 21 posibles, ¿dónde andaría ahora el malhadado Betis de Tapia? ¿se va comprendiendo la magnitud del destrozo? Y, cabe insistir, ¿cómo es posible que se dejara llegar la riada no ya hasta el pecho, sino hasta el cuello? Por otra parte, también sería digna de un importante análisis la capacidad de recuperación o reacción de los jugadores verdiblancos, dependiendo del entrenador o de los métodos. La cuestión es que, a partir de ahora, todo lo que se haga será poco. Es precisa la máxima tensión.

Con el espíritu y la mala fortuna que adornaban al Betis de Tapia, lo probable es que el equipo no hubiera escapado con los tres puntos de un partido como el de ayer. En Gal, el Real Unión tocó a rebato en el segundo tiempo, galvanizado por el penalti señalado a Carlos García al filo del descanso. Está visto que apenas existe un partido tranquilo para el Betis. Pero el alma poco dormida e intranquila de los béticos puede recordar dos cosas: primera, el descosido que el Real Unión provocó en Heliópolis, en la primera vuelta. Segunda, que el Betis vuelve con los tres puntos. O sea, el permiso del revisor para seguir en el último tren rumbo a Primera. Por cierto, y hablando de primas a terceros por ganar: el que esté libre de dar o de recibir en los últimos 35 o 40 años, que tire la primera piedra. Cerca de San Sebastián, sin ir más lejos.

  • 1