miércoles, 20 marzo 2019
22:35
, última actualización
Deportes

El Betis tendrá el ascenso a tiro de una victoria si gana al Rayo

Si el Betis gana este domingo al Rayo volverá a tener el ascenso a tiro, pues empató el Cartagena. Víctor Fernández repetirá el mismo equipo que ganó los cartageneros.

el 06 mar 2010 / 11:25 h.

-->--> -->

Algo ha cambiado en el Betis desde las llegada de Víctor Fernández, y para mejor, eso es innegable, pero esa mejoría en el juego hay que refrendarla con un triunfo en casa, donde el técnico maño aún no ha sido capaz de cantar victoria, pues los dos compromisos previos, ante Hércules y Albacete, se saldaron con empate.

Para que el vital triunfo del domingo anterior en Cartagena se revalorice hay que ganarle hoy al Rayo, pues eso dejaría el ascenso a tiro de un partido –los cartageneros empataron ayer con el Villarreal B– cuando hace apenas unos días estaba a la ‘sideral’ distancia de tres.

La inyección de ilusión y autoestima que supuso para todo el beticismo el trascendente triunfo del domingo anterior en Cartagena provocará que la afición acuda hoy al Ruiz de Lopera con otro talante, más optimista, después de meses de penurias y sinsabores.

Víctor Fernández podrá repetir ante el Rayo el mismo equipo titular que logró tan valiosa victoria y el objetivo no es otro que repetir triunfo y poder viajar el próximo fin de semana a Irún con las alforjas repletas de optimismo por recuperar una plaza de ascenso, algo que parecía tan lejano hace tan sólo una semana y ahora vuelve a tenerse tan cerca, tanto que puede ser una realidad incluso antes del Sabado de Pasión, cuando el Girona repita turno casero después de recibir al colista Castellón.

Lograr la victoria en Cartagena era vital para que el Betis se reenganchara a la lucha por el ascenso, pero en esa pelea los béticos siguen compitiendo con una sustancial desventaja, de ahí que no les quepa otra que empezar a enlazar triunfos y sumar de tres en tres, en especial en este mes de marzo en el que disputarán todos sus partidos (Rayo, Castellón y Girona) menos uno (Irún) en casa, donde son el único equipo de la categoría que no ha cedido una sola derrota, aunque sí seis empates, demasiados para un aspirante que se precie.

Pasa que con Víctor Fernández el Betis aún no ha estrenado su casillero de victorias como local, pues en el debut ante el Hércules no bastó el buen arranque para sumar los tres puntos y hace dos semanas ante el Albacete se malograron un buen puñado de ocasiones de gol para haber dado traslado al marcador de la tremenda superioridad que se vio en el campo. Las sensaciones que transmite el equipo, no obstante, son cada vez más convincentes, de ahí que un triunfo que refrende todos esas percepciones se haga imprescindible esta vez.

Para conseguirlo, Víctor Fernández podrá contar con los mismos que llevó a Cartagena, pues Jonathan Pereira y Pavone mejoraron de sus molestias y Nelson sigue siendo el único de baja en el plantel. Emana y Mehmet Aurelio regresaron de jugar con sus selecciones sin problemas y ambos podrán formar parte del once titular, que se presume el mismo que tan buenas prestaciones ofreció en Cartagonova el domingo anterior.

Rival en horas bajas. Hoy ante el Rayo, por tanto, la victoria se hace indispensable, pues de lo contrario los negros nubarrones del pesimismo volverán a aposentarse por Heliópolis cuando el objetivo del ascenso vuelve a estar tan cerca.

Los vallecanos, que hace un par de semanas destituyeron a Pepe Mel tras un doble turno casero con derrotas ante Cartagena (2-3) y Girona (0-3) han entrerrado prácticamente sus aspiraciones de ascenso después de pegar un notable bajón en sus prestaciones, pues de ocupar plaza de ascenso hasta la novena jornada, tienen ahora la tercera plaza a diez puntos, demasiados como para seguir soñando en el milagro pese al 3-0 al Castellón del último partido.

Los rayistas tuvieron un buen arranque de Campeonato y en las 7 primeras jornadas sumaron 4 victorias (dos fuera de casa), pero ahora sólo acumulan un triunfo en sus nueve últimos partidos y desplazamientos, por lo que el propio Felipe Miñambres –sustituto de Mel hace dos jornadas– ha calcualdo que, para subir, deberían ganar prácticamente los 16 partidos que restan, lo que les daría para sumar 82 puntos.

El Betis, que actualmente tiene 5 más, no va mucho más sobrado, de ahí que el partido sea especialmente trascendente para sus aspiraciones de ascenso.

 

 

 

 

  • 1