sábado, 15 diciembre 2018
18:09
, última actualización
Deportes

El Betis tiene dinero para un fichaje "mediático"

Bosch revela que la dirección deportiva ya conoce el dinero exacto del que dispone para reforzar el equipo.

el 31 may 2012 / 20:08 h.

Bosch y Stosic flanquean a Guillén en la ciudad deportiva.
El Betis se ha tomado con tranquilidad el principio del mercado veraniego y todavía no ha consumado fichaje alguno, excepción hecha del portugués Agra, contratado en enero. Además, debe de estar a punto de cerrar el traspaso definitivo de Paulao, a falta sólo de limar los últimos detalles con el Saint-Etienne, pero aparte de estos dos apuntes no hay mucho más movimiento de cara al exterior. En el interior sí lo hay. La dirección deportiva se mueve, como es natural, y lo hace con pleno conocimiento de los parámetros económicos que la rodean. Así lo reveló ayer José Antonio Bosch en Radio Sevilla. "La dirección deportiva sabe con qué recursos cuenta y de qué dinero exacto dispone, pero no vamos a dar ningún dato. Vlada  Stosis nos lo ha pedido porque eso encarecería cualquier operación que queramos hacer", explicó el consejero.

El único dato al respecto que se conoce es que el Betis dedicará la mitad de su presupuesto de ingresos a fichajes, pero esa partida también se destinará a los salarios de los futbolistas y las rescisiones de contratos. En total, unos 20 millones de euros. Sin querer dar pistas, porque la entidad lo tiene muy claro en este sentido, Bosch anunció al menos que el Betis tiene la solvencia económica suficiente para acometer "un fichaje mediático", en línea con lo que anunció hace unos días Rafael Gordillo, quien se refirió a un refuerzo "muy ilusionante". "Pero dependerá de lo que decidan la directiva y la secretaría técnica", apostilló Bosch. Al margen de ese posible fichaje estelar, el Betis apostará por la moderación: "Estamos poniendo los pies en el suelo. El fútbol no puede ser algo diferente a lo que está pasando en la sociedad española. Estamos en recesión", recordó.

EL "PEDIGRÍ" BÉTICO. También resultó interesante una reflexión de Bosch acerca de su posible marcha, un deseo anunciado por él mismo días antes. "No voy a provocar una espantada, pero mi deseo es salir porque la carga de trabajo es alta. Cinco años no me veo, sobre todo sin cobrar, y me asusta que el procedimiento se alargue", comentó antes de referirse a quienes piden su marcha para que deje paso a otros. Lo achacó a "una cuestión de pedigrí". "Mi pedigrí no es suficientemente verde", añadió.

  • 1