Deportes

El Betis tiene tres semanas para dar forma a un nuevo proyecto

La plantilla del Betis está citada el 16 de julio para pasar los exámenes médicos y empezar la pretemporada. Son sólo tres semanas para dar forma a un nuevo Betis.

el 20 jun 2010 / 22:34 h.

Víctor Fernández medita entre varios jugadores.
Los jugadores del Betis están citados de aquí a tres semanas y media para empezar la pretemporada. Los plazos, por tanto, son minúsculos y el club, además de solucionar su viabilidad económica, debe configurar una plantilla, un cuerpo técnico e incluso una dirección deportiva. ¿Para qué? Se supone que para perseguir de nuevo el ascenso, pero quién sabe, el dinero (o la falta de él) puede hacer que los objetivos sean otros.

Lo primero es elegir un entrenador. Se da por hecho que Víctor Fernández no seguirá en Segunda, aunque está por ver. A partir de ahí aparece una terna que responde al perfil de técnico joven, barato y con conocimiento de la categoría. Los entrenadores en cuestión son José Luis Oltra, que no sigue en el Tenerife y que ya tiene un ascenso en su currículum; Pepe Mel, que habría fichado antes por el Betis de no estar vinculado al Rayo Vallecano; y Esteban Vigo, recién ascendido con el Hércules y en conversaciones para renovar, aunque el club alicantino tampoco está muy boyante. En la recámara, como siempre, permanecería el responsable del filial, Oli, cuyo trabajo es muy bien valorado dentro del club.

El siguiente paso será dar forma a la plantilla. Los únicos que acaban contrato son Capi y Rivas, que se irán a no ser que el club sorprenda a todos y quiera renovarlos. También se marcharán los dos cedidos, algo seguro al 101% en el caso de Sunny y casi seguro en el de Carlos García; el central quiere quedarse, pero el Betis debería abonar los dos millones de su opción de compra y es evidente que no va a pagar esa cantidad ni por asomo. La economía también aconseja que se vayan los futbolistas con las fichas más altas: Sergio García, Emana, Aurelio (con cartel en Turquía), Odonkor (querido en Alemania), Ricardo... Todos tienen contrato, pero son los únicos activos de donde el Betis puede sacar liquidez. En el caso de Pavone, si el Catania va en serio a por él raro será que no se lo lleve esta vez.

Fernando Vega o Arzu, recién renovados, se quedarán. Tampoco hay motivos para pensar que se irán Juanma, Jonathan Pereira (el Betis aún debe pagar la mayor parte de los 3,5 millones al Villarreal), Melli, Nacho o Iriney. Quizás haya más dudas con Goitia (el Zaragoza está muy interesado en él), Nelson (otra ficha alta), Juande o Caffa, entre otros.
Dando por hecho que la austeridad será la norma, el Betis también buscará refuerzos en su filial y varios jóvenes harán la pretemporada con el primer equipo (el portero Razak, Miki Roqué...). De fuera sólo llegarán jugadores a bajo coste, cedidos a ser posible y con el menor gasto posible.

Y falta la dirección deportiva. Manuel Momparlet ya ha sido señalado desde el club en varias ocasiones a lo largo del ejercicio y su contrato, como todos los años, expira el 30 de junio. Tres hombres suenan desde hace un tiempo para sustituirlo si es que deja el puesto: Alfonso, Aldana y Sabaté. Pero claro, todos cuestan dinero y el Betis no está para despilfarrar ni un euro.

  • 1