Deportes

El Betis visita Tenerife con el objetivo de seguir en lo más alto

El Betis rinde visita a Tenerife sin Miguel Lopes ni Beñat y con Arzu en el once. Gordillo, flamante presidente, asume el papel de anfitrión de la expedición tras la Junta del 13-D.

el 17 dic 2010 / 22:06 h.

Tras devorar una semana atípica y convulsa en el capítulo institucional, el Real Betis, líder, exhibirá en el Heliodoro Rodríguez López su fama de serio candidato al ascenso ante un rival deprimido y con la calidad decapitada.

El once de Pepe Mel viajó ayer a Santa Cruz sin Miguel Lopes, lesionado, y con Beñat, al que el CEDD decidió no indultar y que cumplirá su encuentro de sanción en la grada del coliseo insular.

La goleada rubricada ante el Córdoba y la coronación del ex internacional Rafael Gordillo en la presidencia han significado un plus de glamour para una plantilla afectada por la crisis -relativizando la crisis de un obrero a la de un profesional- y condenada a la épica hasta el final del presente ejercicio.

La Junta General Extraordinaria del 13-D inauguró una semana bautizada con un terremoto de incalculables dimensiones. El navarro Luis Oliver abandonó La Palmera y la hornada de profesionales del derecho, la economía y la universidad asumió el relevo con unas cuentas en números rojos y una afición hechizada.

Y el Betis tratará de imponer su sello en el Heliodoro ante un Tenerife en plazas de descenso y condenado a depender de Nino y Natalio, que han logrado 8 de los 12 tantos anotados por el plantel de Juan Carlos Mandiá -75% del total-. Mel deberá buscar soluciones a las adversidades surgidas desde los despachos.

El Comité Español de Disciplina Deportiva (CEDD) no indultó a Beñat y el madrileño confiará en un trivote inédito e integrado por Salva Sevilla, Iriney y Arzu, piezas que encajarán dentro del versátil 4-3-1-2 con el que ha ensayado durante las sesiones intersemanales.

El ex del Rayo ha tratado de concienciar a su plantilla de la imperiosa necesidad de evadirse de la convulsa rutina institucional, ya que en los últimos encuentros el búnker edificado en la Ciudad Deportiva ha emitido alarmantes señales de fisuras y grietas.

Estreno

Rafael Gordillo debutará en el palco de autoridades del Heliodoro Rodríguez López desde que fue elegido presidente con el 60,6% de los apoyos de los accionistas presentes en la histórica cita del 13-D.

El ex internacional será el anfitrión de la expedición del mejor visitante de Segunda -14 puntos de 24 posibles- y del máximo favorito en las quinielas por abandonar el lodazal de Segunda, avales que Mel tratará de explotar ante uno de los peores locales -8 puntos de 21- y, sin duda alguna, ante la sombra del Tenerife que encumbró al sevillista Alejandro Alfaro y Nino en la 2009-10.

Para la cita, Mel no podrá citar ni a los lesionados Odonkor, Jonathan Pereira, Momo, Miki Roqué y Miguel Lopes, ni al sancionado Beñat, que ayer fue castigado por el CEDD después de que Competición y Apelación ratificaran la versión arbitral. Debido a las ausencias, el madrileño recompondrá su apuesta habitual en la medular.

Goitia repetirá en la meta, mientras que el protagonismo en la zaga será para Isidoro, Dorado, Roversio y Nacho. Ya en el trivote, los protagonistas serán Iriney, Arzu y Salva Sevilla, escoltados en la definición por el tridente que alimenta el miedo rival y la historia heliopolitana en Segunda: Emana, Rubén Castro y Jorge Molina.

El rival, sin bajas

Si el Real Betis voló a Los Rodeos con ausencias significativas, su rival de hoy repetirá el once inicial que doblegó en su última comparecencia local al Alcorcón. El ex bético Melli será uno de los suplentes de un Tenerife que formará con Sergio Aragoneses en la meta, Marc Bertrán, David Prieto, Luna y Beranger en defensa, Juanlu, Ricardo, Mikel Alonso y Julio Álvarez en la zona de medios, y Natalio y Nino, dos puñales con rapidez y gol, en la definición.

  • 1