Deportes

El Betis vuelve a ser fértil desde abajo

La nueva hornada de canteranos no sólo tiene minutos, sino que aporta goles y puntos. Una década ha tardado el Betis en proporcionar savia nueva de su propia casa al primer equipo.

el 11 oct 2010 / 20:23 h.

Beñat y Fran No, en el partido copero contra el Salamanca.
La cantera del Betis vuelve a estar de moda, aunque por desgracia para el club sea en Segunda y no en Primera. Pepe Mel ha sabido dar su hueco a la materia prima procedente del filial y los chavales están respondiendo con una fiabilidad que recuerda a la última gran hornada, la que también llegó arriba cuando el equipo se vino abajo, tras el descenso de 2000. Hasta ahora, los tres que ya han debutado en la Liga (Beñat, Ezequiel y Miki Roqué) siempre han aportado cosas positivas y sólo los dos que jugaron en la Copa (Razak y Fran No) bajaron un poco el nivel, pero el balance global para unos escalafones inferiores más ninguneados que valorados en los últimos años sólo admite calificativos positivos y elogiosos. Baste un dato cuantitativo: en siete jornadas de Liga, los futbolistas con ficha del filial ya llevan 528 minutos, casi la mitad del total (1.374) sumado por sus antecesores ¡en las cinco últimas temporadas enteras!

A hombres como Miguel Valenzuela, Francisco Millán o Antonio Casado, que tanto han hecho y hacen por la cantera, debe de invadirles una alegría indescriptible cuando ven a Ezequiel marcar en Las Palmas, a Beñat hacer lo mismo en Elche, a Israel reivindicar su titularidad frente a Momo y Caffa o a Miki Roqué debutar con firmeza en un equipo en inferioridad numérica. Y bien que hacen, tras tantos años de frustración y nulo reconocimiento. Sus jóvenes (sin contar a Isidoro y Cañas, ya con ficha del primer equipo) no sólo aportan minutos, sino puntos. Son un plus de verdad para el equipo.

La ayuda de los nuevos canteranos es real y tangible. En el 4-1 al Granada, Beñat roba un balón que Salva Sevilla convierte en el 3-0. En el 2-1 copero al Salamanca, Beñat hace el 1-1, un golazo por cierto. En el 1-3 en Huelva, el último gol es de Emana tras una buena jugada de Israel. En el 0-2 en Elche, Beñat marca el tanto definitivo, otro golazo de falta directa. En el 2-1 ante el Valladolid, Israel logra el gol de la victoria. En la derrota por 2-1 en Albacete, Cañas asiste a Rubén Castro en el 1-1 provisional. En el 3-0 a la Ponferradina, Rubén Castro consigue la última diana al aprovechar el rechace del portero a un chut de Ezequiel. Y en el 2-2 de Las Palmas, el propio Ezequiel obtiene el 1-1 y Beñat y Miki Roqué intervienen en el 1-2 (uno saca el córner y otro lo peina antes de que remache Rubén). Así pues, de los nueve partidos oficiales jugados por el Betis, el único en el que no hay ninguna influencia directa de la cantera en el resultado es el de Copa en Granada.

LÍDERES. El gran momento de la cantera se traduce también en los conjuntos de los escalafones inferiores. El Betis C, el segundo equipo juvenil, los cadetes y los infantiles marchan líderes en sus respectivas categorías. El filial de Oli, pese a perder por sistema a tres futbolistas porque se van con el primer equipo, es segundo en el Grupo IV de Segunda B. Y la aportación seguirá creciendo. El próximo, quizás, Ryan Harper.

  • 1