Deportes

El Betis vuelve al trabajo con la herida abierta por las polémicas arbitrales

Ha entrenado a puerta cerrada en la Ciudad Deportiva Luis del Sol, con la novedad de Perquis, que ha trabajado al trabajo con el grupo.

el 14 abr 2014 / 16:35 h.

El Real Betis, tras perder ayer por 0-2 con el Sevilla, volvió hoy al trabajo con la resaca de las polémicas arbitrales dejada por el derbi, que ha agrandado aún más la herida abierta en el club y su afición por el perjuicio que consideran que les han causado las decisiones de los colegiados esta temporada. El equipo verdiblanco, colista descolgado de la Liga BBVA con 22 puntos, a diez de la salvación cuando sólo quedan quince puntos en juego, empezó a preparar la cita crucial del domingo en Vallecas con un entrenamiento a puerta cerrada en la Ciudad Deportiva Luis del Sol y las polémicas arbitrales del derbi sevillano aún presentes. En ese duelo, que ganó el Sevilla con dos goles del francés Kevin Gameiro, varias decisiones del colegiado madrileño Carlos Velasco Carballo provocaron la indignación del beticismo, que, entre otras, considera que no pitó una pena máxima de Iborra sobre Baptistao, con 0-0, y que la acción que supuso el 0-1 sevillista y consiguiente expulsión de Juan Carlos no fue penalti porque primero toca balón. En la sesión dirigida hoy por el técnico bético, el argentino Gabriel Humberto Calderón, que cargó contra el estamento arbitral tras el derbi porque "no hay respeto ninguno al Betis", la novedad fue el regreso al trabajo con el grupo del defensa franco-polaco Damien Perquis, lesionado desde el 20 de marzo, informó el club. Perquis, que sufrió una rotura de fibras en el bíceps femoral izquierdo en el choque de la Liga Europa que el Betis perdió también por 0-2 ante el Sevilla, jugó un partido de entrenamiento frente al equipo de la División de Honor juvenil junto con el resto de la plantilla, salvo los jugadores que fueron titulares el domingo. El cuerpo médico de la entidad verdiblanca había planificado para el central franco-polaco un tiempo determinado de entrenamiento, que Perquis completó con total normalidad. Calderón dividió al grupo en dos, ya que los titulares sólo hicieron trabajo de recuperación, salvo el delantero brasileño Leo Baptistao, que no saltó al campo por el golpe en la cabeza que sufrió en el encuentro ante el eterno rival. Además, el centrocampista Salva Sevilla comenzó hoy sus primeros ejercicios de recuperación y, junto con el recuperador Fran Molano, llevó a cabo diferentes acciones previstas por los médicos para que pueda incorporarse al grupo en el plazo fijado, después de que el 28 de marzo se rompiera el segundo metacarpiano de la mano izquierda. Cuando se produjo la lesión, durante el partido jugado en el campo del Levante, Salva Sevilla tuvo que ser operado, puesto que su fractura era con desviación, tras lo que el equipo médico estimó que estaría de baja entre tres y cuatro semanas.

  • 1