Deportes

El Betis ya está de vuelta a la cruda realidad

Se acabó el glamour de la Copa y el Camp Nou. El sábado, el Alcorcón. El club y el técnico piden ahora el apoyo de la gente. Y Beñat se lesiona.

el 13 ene 2011 / 23:07 h.

Pepe Mel, rodeado de balones y jugadores en un entrenamiento.
El excelente paso del Betis por la Copa del Rey toca a su fin, porque pensar en remontar un 5-0 al Barcelona es como creer que los duendes existen, y el conjunto verdiblanco no tiene más remedio que centrarse desde ya en su pelea de verdad: el ascenso. El miércoles tocó el glamour y la hipermotivación de enfrentarse al mejor equipo del mundo en el Camp Nou; mañana es el turno del Alcorcón. Y casi no hay tiempo para que Pepe Mel cambie el chip a los suyos: la expedición del Betis se levantó ayer a las seis de la mañana, voló a Sevilla, se trasladó directamente del aeropuerto a la ciudad deportiva y, tras una suave sesión, todos a casa hasta esta mañana para el último entreno antes de recibir al modesto conjunto madrileño.

El Betis espera que la vuelta a la cruda realidad sea asumida no sólo por sus jugadores, sino también por sus aficionados, de ahí que la directiva y el técnico enviasen ayer mensajes en la misma dirección. Lo fundamental para el club es que el 5-0 no repercuta en la afluencia al estadio, ni mañana ni el miércoles. "Este equipo se merece un homenaje y confiamos en que los béticos estén ahí. Ya hay vendidas unas 9.000 entradas y lo que pedimos a los béticos es que llenen el estadio", pidió el vicepresidente, José Antonio Bosch, que calcula que un lleno podría reportar una taquilla de 1,2 millones de euros. "Por primera vez voy a pedir el apoyo de la afición. Si alguien disfrutó ayer, era la gente del Celta y el Rayo viendo cómo nos desgastamos. Que esa poca fuerza que nos falte el sábado nos la den los aficionados", solicitó Mel.

En cuestión de cinco días, del sábado al miércoles, Heliópolis acogerá dos partidos clave: ante el Alcorcón, por razones deportivas y clasificatorias; frente al Barça, por motivos económicos. Ayer, sinceramente, ya se vio menos movimiento en las taquillas. A modo de gancho, el club de las trece barras anuncia que aprovechará la visita del campeón de Liga para brindar un "pequeño homenaje" a Messi, Iniesta y Xavi para así asegurarse su presencia en Heliópolis. "No creo que Guardiola los deje en Barcelona", opinó Bosch.

Lo más inmediato, sin embargo, es el Alcorcón. Y hasta aquí se topa el Betis con su realidad de equipo de Segunda al que le va surgiendo un obstáculo tras otro. El último es la enésima lesión: Beñat sufre un esguince en el tobillo derecho y es baja casi segura para mañana, por ese problema y por su "sempiterno" déficit físico, en palabras de Mel. "Es incapaz de aguantar tres partidos seguidos. Cada vez que hace dos esfuerzos, tiene que parar en el tercero", señaló en Punto Radio.

  • 1