Deportes

El Betis ya está en zona de ascenso, pero jugando así no se sube

El Betis ganó con más apuros de los esperados al colista Castellón (2-0) y ya ocupa zona de ascenso a Primera división.

el 22 mar 2010 / 21:58 h.

El Betis consumó ayer el vuelco clasificatorio que hace apenas un mes parecía imposible. 20 de febrero: es incapaz de ganarle al Albacete, ni de penalti ni con uno más en el Ruiz de Lopera, y el Cartagena, que ese día empata en Castellón tras remontar un 2-0, sigue marcando las distancias con el ascenso, nada menos que a 8 puntos. La desventaja con el Hércules es entonces de 12 puntos, de 4 con el Levante, 3 el Numancia, 2 el Villarreal B...

Pese al triste empate que le alejaba de forma sideral del ascenso, escribimos entonces que el equipo “sin embargo, transmitió algunas señales positivas que pueden dar pie a la esperanza”. Igual que escribimos hoy que jugando como lo hizo ayer ante el colista subir a Primera volverá a ser una quimera, ahora que parece tan cerca. Los jugadores béticos no pueden confiarse ni sacar pecho, porque cualquiera se lo puede partir, a las primeras de cambio. Ayer estuvo a punto de hacerlo el Castellón, que es con diferencia el peor equipo de la categoría pese a haberle ganado al propio Betis en la ida y al Hércules hace bien poco, un Castellón que llegaba plagado de bajas (hasta siete) y se encontró muy pronto con el marcador en contra.

Jonathan Pereira (14’) aprovechó un tremendo fallo en el marcaje de los castellonenses a la salida de un córner para poner al Betis con ventaja, pero a partir de ahí los verdiblancos creyeron tenerlo todo hecho, algunos se tiraron a la bartola, otros recurrrieron a la mandanga y Víctor Fernández no debía estar dando crédito a lo que estaba viendo.
El argentino Ulloa dio un par de sustos grandísimos antes del descanso y al poco de empezar el segundo periodo anotó un gol que fue anulado por un apurado fuera de juego que acertó a ver el linier. Luego gozaría de otra ocasión muy buena que Damiá, en última instancia, impidió que se transformara en gol.

Víctor Fernández, por entonces, ya había prescindido de un inoperante y pasota Emana, al que había suplido por un Capi menos pasota pero igual de inoperante. El Castellón le había quitado el balón a los béticos y se había venido arriba ante el creciente nerviosismo de los verdiblancos, incapaces de manejar el partido como tan bien habían hecho en precedentes compromisos. El día del Albacete, sin ir más lejos, pese a que esa tarde fallaran hasta un penalti y fueran incapaces de superar a un rival con diez. O en Cartagena, ante el Rayo o el Real Unión, partidos en los que se vio a un Betis mucho más compacto y autoritario que el que se vio ayer.

Sirvan esos sustos y el mal rato pasado por toda la afición bética durante casi todo el partido –un tropiezo en lo más llano ante el Castellón podía haber sido de catastróficas consecuencias– de advertencia y aviso para lo que aún resta hasta final de temporada. Cuando lo más difícil parece haberse conseguido –pues remontar esa desventaja era tarea titánica– no sería de recibo pegar ahora una de las habituales espantás a las que tanto nos tiene acostumbrados este Betis. Ayer estuvo a punto de pegar una, pero por fortuna el viento ahora sopla a favor de los intereses de los béticos, que hasta tuvieron tiempo de redondear el marcador en los compases finales por medio de Sergio García tras un doble remate fallido de Caffa.

El Betis ya está en ascenso, cierto, pero Víctor Fernández tiene un arduo trabajo para seguir sacándole el máximo jugo a este plantel y prohibir que nadie se crea que el trabajo ya está hecho, pues eso sería tanto como el principio del fin.

2 - Real Betis: Goitia; Damiá, Melli, Carlos García, Nacho; Arzu, Mehmet Aurelio, Juanma (Rodri, m.68), Jonathan Pereira (Caffa, m.77); Emaná (Capi, m.50) y Sergio García.

0 - CD Castellón: Lledó, Diego Reyes, Pol, César, Xisco Campos; Mario Ortiz (Aarón, m.68), Dani Pendín, Paez (Medina, m.58), Mantecón; Palanca y Ulloa.

Goles: 1-0, M.13: Jonathan Pereira. 2-0, M.86: Sergio García.

Árbitro: Trujillo Suárez (colegio tinerfeño). Amonestó a los visitantes Ulloa (m.36), Dani Pendín (m.65) y Xisco Campos (m.70) y a los locales Mehmet Aurelio (m.36) y Capi (m.67).

Incidencias: Partido correspondiente a la vigésimo novena jornada de Liga en Segunda División disputado en el estadio Manuel Ruiz de Lopera ante cerca de 25.000 espectadores. Terreno de juego en perfectas condiciones y temperatura agradable

 

  • 1