lunes, 25 marzo 2019
09:34
, última actualización
Local

El blindaje de parte del litoral frena 500 viviendas junto al Algarrobico

La Junta aprobó ayer el Plan de Ordenación territorial del Levante almeriense que protegerá una franja de 37 kilómetros del litoral en sus primeros 200 metros. Proyectos como las 500 viviendas previstas en Carboneras junto al Algarrobico quedarán suspendidos.

el 15 sep 2009 / 22:08 h.

TAGS:

La Junta aprobó ayer el Plan de Ordenación territorial del Levante almeriense que protegerá una franja de 37 kilómetros del litoral en sus primeros 200 metros. El consejero de Vivienda, Juan Espadas, aseguró que proyectos como las 500 viviendas previstas en Carboneras junto al Algarrobico quedarán suspendidos.

El litoral de Almería guarda en el Parque Natural del Cabo de Gata el hotel del Algarrobico, una mole de hormigón que se ha convertido en la bandera de los grupos ecologistas contra las tropelías urbanísticas y que está pendiente de demolición. El plan que ayer aprobó el Consejo de Gobierno no afecta al parque natural -competencia de Medio Ambiente- pero sí a todo su entorno: el Levante almeriense. Una superficie de 1.104 kilómetros -37 de costa-, 81.000 habitantes y 11 municipios (Antas, Bédar, Carboneras, Cuevas de Almanzora, Garrucha, Huércal-Overa, Los Gallardos, Mojácar, Pulpí, Turre y Vera).

La Consejería de Vivienda no detalló cuántas grandes obras y urbanizaciones proyectadas se verán afectadas por el nuevo plan, que prohíbe construir en los primeros 200 metros del litoral. A partir de ahí y hasta los 500 metros se permiten dotaciones y equipamientos y algunos establecimientos hoteleros, pero no viviendas. El consejero Juan Espadas sí aseguró que, de momento, y en una zona casi pegada al Algarrobico pero fuera del parque natural, el Ayuntamiento de Carboneras había previsto 500 viviendas que no podrán ver la luz. Según el informe de Greenpeace Destrucción a toda costa, el 20% de la franja de 500 metros del litoral almeriense está construido. Esas edificaciones ya no estarán afectadas por el plan -sin carácter retroactivo- pero sí muchos de las planificaciones urbanísticas de los ayuntamientos de la zona. La organización ecologista ha denunciado que ayuntamientos como el de Cuevas de Almanzora -con 11.484 habitantes- preveía en su PGOU la construcción de 148.000 viviendas, lo que supondría elevar un 3.608% su población. En Carboneras el PGOU estimaba -según Greenpeace- 4.000 nuevas viviendas, con un crecimiento del 154%. Los municipios del Levante tendrán cuatro años para adaptar los planteamientos urbanísticos al texto.

La Junta prevé inversiones públicas de 878 millones durante los próximos 12 años en infraestructuras, con el tren de alta prestación Almería-Murcia como protagonista. Se reserva suelo para 30.000 nuevas viviendas (25.000 en el Llano central, epicentro de la comarca). Se marcan ocho áreas para actividades económicas y siete parques comarcales, también protegidos del ladrillo.

  • 1